Escuela de Ciencias Empresariales

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El concepto de empresa es un tanto abstracto y amplio. La empresa como tal es una realidad tangible, es algo que existe y que adopta multiples matices. De esta forma, un abogado destacaría la faceta jurídica de la misma mientras que, por ejemplo, un ingeniero daría a conocer su aspecto más técnico y productivo. Por norma general, es muy difícil definir a la empresa como ente atendiendo a todas las características que ésta posee. Según el diccionario de la RAE, una empresa es toda acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo; mientras que, económicamente hablando, una empresa es una entidad, integrada por ciertos factores productivos, dedicada a alguna actividad, sea industrial o mercantil, que busca cumplir ciertos objetivos económicos o sociales.

Actualmente, la empresa industrial o comercial adquiere una importancia fundamental en la sociedad, mucho más allá de los simples intereses monetarios personales; ya que de ésta depende también el bienestar y calidad de vida de los individuos. Por ello, su manejo resulta realmente importante. Un Administrador de Empresas o Empresario es mucho más que un negociante o comerciante; su interés trasciende al bienestar y al servicio a la sociedad, y requiere de mayor sabiduría que la de un mero vendedor.

El buen empresario pondrá en práctica sus conocimientos en Economía, siendo ésta la ciencia del manejo de recursos escasos (ya sean monetarios, materiales, etc), así como conocimientos en Psicología, ya que el capital humano, concebido por algunos como "recursos humanos" (R.R.H.H), resulta ser más valioso que todos los recursos materiales con que los pueda contar la empresa. La manera de entender, predecir y modificar la conducta de sus integrantes de manera correcta y humana sirviendo como Líder será una habilidad indispensable a la par que necesaria.

El marketing, publicidad y manejo de estadística y matemáticas así como métodos de negociación y conocimientos jurídicos en el ámbito mercantil son temas de estudio importantes. Además, conocer que aptitudes posee el capital humano será de enorme utilidad a la hora de delegar competencias u obligaciones.

En general puede decirse que administrar o dirigir es conseguir que las cosas se hagan, es decir, alcanzar unos objetivos definidos. Todo conocimiento útil, particular o general, para lograrlo debe ser tenido en cuenta: leer y habituarse a aprender por iniciativa propia se convierten en requisitos vitales en el mundo actual para convertirse un verdadero empresario.

Áreas[editar]

Materiales de aprendizaje[editar]

Véase también[editar]