Psicología forense/El delito

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lección 6
El delito

Un delito es una conducta sancionada por el derecho penal por ser considerada intolerable o inaceptable para la sociedad. Su característica fundamental es el conflicto que se da entre uno o varios individuos y el grupo al que pertenecen (el ofendido). Sin embargo no todos los conflictos entre los individuos y la sociedad se clasifican como delitos. Para que esto ocurra los actos deben traspasar el «umbral de la criminalidad»: un nivel de miedo o intensidad emocional que despierta en la sociedad el deseo de ver sancionados a los responsables. Si este umbral no es traspasado, el irrespeto a la legislación se clasifica como falta menor o contravención.

Una acción determinada tampoco es automáticamente clasificada como delito en función de sus características. Para que una acción se considere un delito debe poseer las siguientes características:

  • Estar tipificada.
  • Ser antijurídica.
  • Ser culpable.

Una acción está tipificada cuando la legislación penal aplicable la establece claramente como reprensible y define una pena o sanción. Este concepto también se conoce como «antijuricidad formal».

Una acción es antijurídica si lesiona o pone en peligro un bien jurídico protegido (aquellos bienes protegidos por el derecho). Si una acción se encuentra tipificada en un código penal pero su ejecución no lesiona ningún bien, entonces no cumple el requisito de antijuridicidad para ser considerada delito. Este concepto también se llama «antijuridicidad material» para distinguirlo de la tipificación o antijuridicidad formal.

La culpabilidad de una acción es su ejecución de forma voluntaria y consiente. Si una acción se lleva a cabo en contra de la voluntad del que la ejecuta o si el sujeto no tiene conciencia de lo que está haciendo o de sus consecuencias normalmente no se le considera un delito.

Determinar si una acción debe ser considerada un delito es un requisito fundamental para la aplicación de una pena al autor.



Un delito es un acto humano y como todo acto humano está compuesto por una gran variedad de factores. Estos factor desde un punto de vista descriptivo (cuales son las características del delito) o desde un punto de vista explicativo (que provocó el delito).

Desde el punto de vista descriptivo podemos ver 3 componentes principales en los delitos:

  • El medio.
  • La herencia.
  • La personalidad.

El medio son los factores externos que influyen en el individuo y lo predisponen para cometer un delito, ya sean físicos o sociales. Los factores sociales del medio presentan una gran variedad de características pero en un nivel general se pueden distinguir elementos generales que afectan a todos los individuos y elementos personales que son específicos de la persona que comete el crimen, tales como la familia o el grupo de amigos cercanos.

La herencia se refiere a los factores genéticos y fisiológicos del individuo que lo pueden predisponer a cometer un delito.

La personalidad de un individuo es un factor porque reacciona a situaciones ambientales de diferentes maneras dependiendo de sus características. Toda situación genera un posible desequilibro psicológico que el individuo puede fallar en restablecer, generando frustración; lo que en ocasiones puede conducir a la persona a cometer un delito.

Desde el punto de vista explicativo analizamos el delito a partir de las causas que lo provocan, las condiciones en las que se encuentra la persona y los móviles.

Una causa es una condición necesaria sin la cual el delito no se habría producido o el comportamiento que lo generó no se habría manifestado. Las condiciones son elementos que favorecen la inclinación del individuo a cometer el delito como una enfermedad mental con manifestaciones violentas o un estado emocional alterado

Resumen de la lección[editar]

  • Un delito es una conducta sancionada por el derecho penal.
  • Para que una acción sea considerada delito debe estar tipificada, ser antijurídica y culposa.
  • Identificar si una acción fue un delito es un requisito para la aplicación de una pena.
  • Los delitos pueden describirse en función del medio ambiente, la herencia y la personalidad del delincuente.
  • Un delito puede explicarse en función de las causas que los generaron y las condiciones y los móviles del delincuente.

Términos clave[editar]

Lecturas adicionales[editar]

Bibliografía[editar]


Proyecto: Psicología forense
Anterior: Evaluación de la lección 5 — El delito — Siguiente: Evaluación de la lección 6