Fútbol/Defensas

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lección 5: Defensas[editar]

Los defensas son quienes deben ser la ayuda constante del arquero, para que los rivales tengan cuantas dificultades y obstáculos para marcar goles en nuestro arco.

El defensa actualmente no es simplemente un jugador que desvía los pases que se acercan a su área. Solo en casos extremos se puede ver a un defensa golpear violentamente el balón por alejarlo de su área. Actualmente se busca defensores con técnica necesaria para bloquear al rival, marcar a presión, hostigar al rival, quitar el balón, controlarlo y ponerlo en juego de una manera favorable al equipo o dando un buen pase a otro compañero. También debe ser sutil en la marca, dado que por su posición es más frecuente que se hagan faltas, lo que puede que sea sancionado por el árbitro con tiros libres o penales (que representan oportunidades de gol para el rival), tarjeta amarilla (que condiciona mentalmente al jugador), y hasta con tarjeta roja (que desestabiliza el equipo y otorga ventaja numérica al equipo contrario)

Existen diferentes variantes del número de defensas que se usan en un partido y las funciones que realizan, dependiendo también del cuidado que se deba tener con el equipo rival.

Cada sistema tiene sus ventajas y desventajas:

Si se usa un sistema 4-4-2, los defensas tienen que estar atentos para aplicar la trampa del fuera de juego, estando alerta de la posición de sus compañeros defensas y de los delanteros rivales. Un simple gesto entre los defensas compañeros puede desencadenar una avanzada de pocos metros, que neutralice un jugador rival. Muchas veces cuando se tiene un rival delantero peligroso, se aplica esta regla para neutralizar sus ataques sin tener que recurrir a otros esfuerzos mayores.

Si se usa un sistema 5-4-1, los defensas podrán tener un amplio control de la zona defensiva, y bloquear frenteando uno a uno a los delanteros rivales, bloqueando su avance cerrando los espacios. La desventaja es que se sacrifica el sentido ofensivo del equipo, dejando solo a un delantero que tendrá que esforzarse más por recibir el balón y marcar. Contando con laterales veloces y de buena técnica, se pueden sumar al ataque cuando el equipo rival se encuentra controlado.

Si se usa un sistema de juego 3-4-3, los defensas deben estar bien plantados, listos para cubrir los flancos y al mismo tiempo aplicar el fuera de juego, que impida a los rivales recargar el área con delanteros. Los defensas excepcionalmente abandonarán sus puestos y solo avanzan hasta media cancha, sin dejar nunca al arquero con menos de dos defensas entre él y la bola.

Consejos para esta posición:

  • Una vez recuperado el balón, nunca se "despeja" hacia el centro de la cancha, ni a ninguna zona del campo donde haya delanteros rivales.
  • Es más facil evitar que el delantero reciba el balón, que tratar de quitárselo una vez que lo tiene dominado.
  • Cuando el delantero reciba el balón, no se estire inmediatamente atrás del balón, primero considere la velocidad del rival, y la distancia aún por recorrer hasta el arco.
  • La comunicación entre defensas debe ser enérgica pero siempre clara y respetuosa, durante el partido no se admiten bromas ni fintas entre compañeros.
  • Si se encuentra en desventaja numérica contra delanteros, marque "diagonalmente", es decir, tapando el camino entre el delantero que lleva el balón y el arco, pero estando de frente al otro delantero que espera el pase, listo para intentar interceptar el pase.
  • Cuando existen balones aéreos dentro del área debe despejarlos de cabeza hacia los lados, no hacia el centro. Si el balón está dentro del área chica, entonces debe ser el arquero quien rechace el balón con los puños.
  • Mejor un tiro libre lejos del áerea, que un penal.
  • Cuando el delantero rival lo supera en técnica, recuerde que el futbol es un deporte de equipo, entonces debe imponer el intelecto al físico.
  • Nunca sea grosero ni brusco con el rival, si es imperioso cometer una falta, que sea con el menor riesgo de hacerle daño al rival. Una cosa es perder un partido, y otra es arruinar una carrera.
  • Estar presto a defender la línea de gol cuando el arquero tenga que salir a rechazar los balones aéreos, o por cualquier otra causa.
  • Se defiende con todo el cuerpo (incluido cara, trasero, entrepierna, oreja o nuca), menos los brazos y manos.
Proyecto: Fútbol
Anterior: Lectura de la lección 4 — Defensas — Siguiente: Lectura de la lección 6