Consumo responsable/Residuos

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Este documento aborda cómo minimizar y tratar tus residuos.

Primeros pasos[editar]

La forma más fácil y eficiente de empezar a reducir tus residuos es separando en tres:

  • Compostables
  • Reciclables
  • Basura

Una vez que estés separando tus residuos, el siguiente paso más compostera.

Basura inorgánica[editar]

Si quitamos la basura orgánica, lo que queda se puede dividir en dos grupos:

  • Reciclable: papel, cartón, plástico, metal, vidrio, siempre y cuando estén limpios y secos
  • No reciclable: restos de comida no compostables, materiales fusionados

En la práctica, la gran mayoría de los reciclables que produce un hogar son papel, cartón y plástico. Metal y vidrio se descartan muy poco. Por lo tanto, a veces conviene tener un tacho para papel y cartón, otro para plástico, y uno chico para el resto.

Si además disminuís tu consumo de carne y otras comidas no compostables, tu basura no reciclable se puede reducir a menos de una bolsita por mes. ¡Nada mal!

Basura cero[editar]

Si ya separás tu basura, compostás lo compostable y reciclás lo reciclable, el próximo paso para lograr basura cero es reducir tu consumo de aquellos productos que producen basura. Por ejemplo reducir tu consumo de aquellos alimentos que no se pueden compostar, o de aquellos productos que vienen en empaques no reciclables.

Compostar[editar]

Compostar es transformar la basura de origen vegetal en humus y tierra fértil.

En un hogar promedio, cerca del 40% de los residuos son orgánicos, de modo que compostar puede reducir los residuos de un hogar a casi la mitad, y según tu dieta, ¡incluso más!

No toda la basura orgánica se puede compostar. La carne, por ejemplo, no se descompone bien. Tampoco conviene tirar grandes cantidades de cítricos, ya que a las lombrices no les gusta un ambiente demasiado ácido. Por ejemplo, si tenés la costumbre de desayunar naranjas exprimidas todas las mañanas, tirar todas las cáscaras sería demasiado para la compostera. Sin embargo, la acidez de los cítricos, la cebolla y demás se puede contrarrestar con tiza molida.

Al separar la basura orgánica (compostable y no compostable) del resto de la basura, no sólo se reduce muchísimo su volumen, sino que deja de oler mal y se empieza a percibir como descartes, más que basura. Ya no da asco revolverla, y puede despertar fácilmente ideas de reciclaje.

40-50% de la basura de un hogar es orgánica. Por lo tanto, compostar tu basura orgánica es una forma muy efectiva de reducirla. En la Ciudad de Buenos Aires existen plazas y parques donde se puede llevar residuos orgánicos para compostar. Si no tenés una compostera pública cerca, hacer tu propia compostera es fácil, barato (o gratis), rápido y divertido. Existen muchas maneras de hacer una compostera casera.

Composteras caseras[editar]

Una compostera es un espacio o contenedor donde la basura orgánica se transforma en tierra fértil.

Compostera de cajones de fruta[editar]

Una manera fácil y gratis de hacer una compostera casera es recolectando cajones de frutas y verduras de la calle (en general los sacan al anochecer), o algún cajón similar.

Una vez que se tiene un cajón, se le puede poner una hoja de papel de diario adentro para evitar que se caigan pedazos pequeños de comida o tierra.

Luego colocar una leve capa de tierra y hojas secas.

Luego los restos orgánicos.

Luego tapar los restos orgánicos con otra capa de tierra y hojas, cuidando que no quede comida expuesta. Para que la compostera funcione bien, lo ideal es que siempre haya mas o menos la misma cantidad de tierra y hojas secas que de restos orgánicos.

Por último, echar las lombrices.

Con un solo cajón basta para empezar, aunque se necesitan dos, tres o más cajones para completar el ciclo de compostaje (dependiendo de cuántos restos orgánicos produzca el hogar). Cuando el primer cajón se llena, se apila un segundo cajón encima y se deja descansar el primero, para que las lombrices puedan completar el proceso. Cuando el segundo cajón se llena, se pasa al tercero, y así. Cuando el primer cajón completa el proceso, se lo puede vaciar y utilizar para macetas.

Compostera de baldes[editar]

Composteras públicas[editar]

Composteras compradas[editar]

Reciclar[editar]

Reciclar es transformar descartes en nuevos productos o en materiales para su posterior utilización. Reciclar reduce tu basura y también ahorra energía al disminuir la demanda de materiales y productos nuevos que necesitan atravesar todo el proceso de extracción y producción.

Dónde reciclar[editar]

Reducir[editar]

¿Sabías que sólo el 9% de todos los residuos plásticos que se han producido en el mundo han sido reciclados? Según cifras de la ONU, alrededor del 12% ha sido incinerado, mientras que el 79% restante se ha acumulado en vertederos, basureros o en el ambiente. Reciclar no es la solución al problema de los residuos. A fin de cuentas, el mejor residuo es aquél que no se genera.

Maneras de reducir tus residuos:

  1. Llevá siempre una botella reutilizable de acero inoxidable para consumir agua o café
  2. Llevá siempre tu propio recipiente reutilizable y pedí que coloquen tus alimentos ahí
  3. Llevá siempre un juego de cubiertos para evitar los cubiertos de plástico
  4. Rechazá los sorbetes
  5. Envolvé tus regalos en papel o revistas, en vez de papel plastificado
  6. Cambiá las bolsas plásticas por bolsas de tela. Siempre deberías llevar una de estas con vos. ¡Ocupan poco espacio y son súper prácticas!
  7. Opta por el té en hebras, en vez del té en saquitos
  8. Cuando un producto se ofrezca en distintos envases, elegí siempre los de cartón, vidrio, o el que tenga menos packaging
  9. Cuando sea posible, comprá al por mayor. Con esto no sólo ahorrarás dinero, sino que también evitarás el uso de envases innecesarios
  10. Reutilizá los recipientes. En vez de desecharlos, buscales un nuevo uso
  11. En vez de usar encendedores plásticos, usá fósforos o un encendedor de metal
  12. Evitá el papel film. Cuando tengas que almacenar o trasladar tus alimentos, usá recipientes de vidrio o paños. Si necesitas cubrirlos, usá un plato o asegurate de usar frascos con tapa
  13. En vez de comprar o reutilizar bolsas plásticas para la basura, probá usar bolsas de papel. Para reducir aún más los desechos, podés armar una compostera para los residuos orgánicos
  14. Evitá las cremas exfoliantes con perlas de plástico. Si necesitas exfoliar tu piel, ¡hay muchas opciones naturales!
  15. Usá cinta de enmascarar en vez de cinta adhesiva plástica

Reparar[editar]