Reproducción asexual en los animales

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En los seres vivos existen dos tipos de reproducción, asexual y sexual.

  • Reproducción asexual: Es más primitiva que la sexual, solo necesita de un miembro, los individuos descendientes de este tipo de reproducción tienen la misma información genética (ADN) que su progenitor. Este tipo de reproducción presenta ventajas como la de no necesitar mas de un miembro para reproducirse, y desventaja que no permite la evolución de las especies.
  • Reproducción sexual: Es la que tienen la mayoría de los seres vivos, como es el caso de los humanos. Se distinguen dos sexos (masculino y femenino) los cuales tienen gónadas distintas, ovarios para las hembras y testículos para los machos. Las gónadas son las encargadas de producir las células reproductoras las cuales portaran la mitad de material genético del futuro individuo.

La reproducción asexual se produce notablemente menos que la reproducción sexual. Aquí aprenderás unos aspectos sobre esta extraña reproducción en los animales.

Escisión[editar]

Este es un tipo de reproducción asexual por parte de los animales. Consiste en:

  1. Un animal, como una estrella, se divide alguna parte de su cuerpo, por ejemplo un miembro.
  2. De ese miembro, nace un nuevo individuo.
  3. La estrella que ha dividido su parte del cuerpo vuelve a crear un nuevo cuerpo con solo ese miembro.

Gemación[editar]

La gemación es otro tipo de reproducción asexual en los animales. Consiste en que a un animal le sale un bulto (denominado yema), que son los nuevos individuos. Cuando los descendientes ya están bien desarrollados, se desprenden de sus progenitores. En algunos animales (como las esponjas y los corales), los descendientes permanecen unidos a sus progenitores, formando todos juntos una colonia.


Véase también[editar]