República

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
República

Título República
Autor Platón
Año 380 a. C.

Libro X[editar]

Sócrates impone como norma de la poesía que no sea imitativa. La crítica de Platón a los poetas y específicamente a Homero, tiene que ver con que es parte de la educación de Grecia.

Comparación con un pintor, cuya obra es más oscura comparada con la verdad.

Idea de cama - Carpintero - Pintor

Dios - Poeta - Rapsoda

El poeta trágico está alejado tres veces de la verdad, es un imitador, y como tal no toma la cosa completa, sino que es una simple apariencia.

El que se deja convencer por esta apariencia no puede discernir entre ciencia, ignorancia e imitación, porque lo que se decía de los poetas clásicos es que conocían todas las artes y sobre los dioses.

Los poetas imitan porque no son capaces de crear los objetos verdaderos, si conocieran realmente aquello de lo que hablan no necesitarían imitar. Son imitadores de los lenguajes de los médicos, de los estrategas. En fin, dan la apariencia de saber sobre aquello que están hablando. El imitador no tiene conocimiento ni opinión de sobre las cosas que imita (Ocurre en Ión)

La imitación es un entretenimiento, Ión apelaba a las emociones del público.

La imitación sólo crea cosas viles, mientras que la razón sirve como guía, tiene que ver con el carácter irascible del alma que se presta a estas imitaciones, mientras que el reflexivo de la razón no es fácil de imitar ni de comprender. La poesía se relaciona con la parte vil del alma, porque expresa lo inferior del ser humano, las emociones.

No admitir al poeta en la ciudad, despierta la parte mala del alma y destruye la parte racional, haciendo que no se pueda distinguir lo más grande de lo más pequeño.

Los únicos poetas que deben admitirse son los que construyen himnos a los dioses.