Reciclado energético

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El modo más simple y más obvio de reciclar la energía de los desechos plásticos es quemarla y usar el calor para otro proceso o para producir electricidad. La capacidad calorífica de muchos plásticos es comparable a la del combustible para calderas y es superior a la del carbón. En el análisis del “ciclo de vida total”, los polímeros superan a los aceros, requiriendo alrededor de tres veces menos energía, que puede llegar a cinco veces si el contenido de energía del polímero es reciclado energéticamente. La mayor desventaja de este tipo de reciclado es la contaminación atmosférica. Este tipo de materiales dan lugar a sustancias cancerígenas si la incineración no es adecuada, lo cual es habitual, y da también como resultado que no se extrae toda la energía posible del material.