Macroeconomía intermedia/Demanda agregada

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La demanda agregada es la cantidad total que los consumidores, las empresas, los extranjeros y el gobierno están dispuestos a gastar en un período dado, si se mantienen constantes otros factores que afectan la demanda agregada.

Determinantes[editar]

La demanda agregada está determinada por el gasto de los consumidores, el gasto público, la inversión privada y las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones). Depende del nivel de precios, de las políticas monetaria y fiscal y de otros factores externos. Se puede dibujar en una curva DA de pendiente negativa, resultado de la relación entre la producción o PIB real, (eje de las abscisas), que comprarían los consumidores, las empresas, los extranjeros y el gobierno, y los diferentes niveles agregados de precios (eje de las ordenadas). Al aumentar el nivel de precios, el gasto agregado será menor.

La oferta y la demanda agregadas[editar]

El equilibrio entre la oferta y demanda agregada no es estático, ya que la demanda fluctúa en el tiempo y la oferta está influenciada por otras variables (desastres naturales, descubrimientos tecnológicos, alzas inmediatas en el precio de insumos), conocidas como shocks. Así tenemos:

  • Shock de demanda:
    Inducidos por decisiones de política macroeconómica (fiscal, monetaria) y la demanda privada (expectativas futuras sobre la economía)
  • Shock de oferta:
    Provocados por avances tecnológicos, cambios climáticos, catástrofes naturales, descubrimiento de recursos naturales o variaciones en los precios internacionales de los bienes.

Dependiendo de la magnitud de los shocks o perturbaciones y dependiendo de su efecto en otras variables, estos pueden ser positivos o negativos. Lo anterior puede provocar un aumento de la producción de la economía, o aceleración, o bien una reducción en la misma, o sea desacelaración. Las fluctuaciones económicas han mostrado ciertos patrones cíclicos de comportamiento, por lo cual se les ha llamado ciclos económicos.

La existencia de ciclos económicos, que son fallas de coordinación de los mercados, justifican la existencia de una política macroeconómica. La política macroeconómica consiste en impulsar la demanda agregada mediante la política fiscal y política monetaria , de tal forma que se influya también en la producción y el empleo ( oferta agregada).

Comentarios[editar]

En una economía de mercado, las cantidades de bienes y servicios que compran las personas dependen de su respectivo precio, si todos los demás determinantes de la demanda permanecen constantes (condición ceteris paribus). Esta relación entre precio y cantidad da origen a una tabla y a una curva de demanda, que demuestran que la cantidad y el precio están relacionados de manera inversa; es decir, si aumenta el precio de un producto, baja la cantidad demandada. La curva presenta, entonces, una pendiente negativa. A esta propiedad se le conoce con el nombre de ley de la demanda decreciente.

Cuando se modifican otros determinantes distintos al precio, tales como el ingreso por habitante, el tamaño del mercado, los precios de los bienes afines, los gustos o preferencias de los consumidores y otros elementos, como las expectativas sobre el incremento de los precios, etc., se dice que la demanda varía y la representación gráfica de esta situación la recogen los desplazamientos de la curva de demanda.

Es importante tener presente que no se deben confundir los movimientos a lo largo de la curva de demanda, que no son más que variaciones de la cantidad demandada, con una variación de la demanda, que representa un desplazamiento de la curva de demanda.