Literatura universal/Realismo

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Introducción[editar]

El Realismo es un movimiento esencialmente literario que surge a mediados del siglo XIX como reacción contra el Romanticismo. Entre las causas del cambio se encuentran la consolidación de las revoluciones en Europa y una burguesía cada vez más conservadora, que era el público mayoritario. Las características generales del Realismo son:

  • Objetividad, algo que choca con la subjetividad del Romanticismo.
  • Personajes cercanos y corrientes, ambientación cercana al lector (que es generalmente urbano, y por lo tanto las obras se desarrollan mayoritariamente en ciudades: Balzac y París, Galdós y Madrid, Dostoievsky y San Petersburgo,…), y tiempo contemporáneo al lector.
  • Descripción socioeconómica, ajustada a la actualidad, y como hemos mencionado, de carácter urbano. Por lo tanto, se abandona la naturaleza y la importancia que tenía en el Romanticismo, pero la crítica social se acentúa.
  • Análisis psicológico detallado de los personajes, que están muy desarrollados, utilizando el narrador omnisciente para ello.
  • En cuanto al estilo, destaca la búsqueda de la verosimilitud, basándose por lo tanto en una gran documentación previa a la escritura de las obras, y además por el uso del diálogo, de la lengua común.

El género que mejor permite ajustarse a estas condiciones es la novela, y por ello será el más cultivado.

El Naturalismo[editar]

Junto al Realismo, aparece en Francia a finales de siglo el Naturalismo, que supone una profundización de los rasgos del Realismo (más objetividad, más descripción,…). Tiene una interesante base filosófica, compuesta por el positivismo de Comte (todo lo perceptible es lo real, que se puede conocer por lo tanto), la teoría de la evolución de Darwin, los avances genéticos de Mendel, y la doctrina de Marx. Sus rasgos principales son:

  • Descripciones muy detalladas, que pretenden mostrar como las leyes científicas rigen la naturaleza.
  • El determinismo.
  • El sometimiento de lo psicológico a lo fisiológico.
  • Se muestran los aspectos más crudos y extraños de la realidad.

Como hemos dicho, es en Francia donde más se desarrolla la corriente, con autores como Goncourt, Maupassant (que destaca por sus cuentos) o Daudet. Sin embargo, el que más destaca es Emile Zola, el creador de la corriente. De mucha trascendencia en su momento, especialmente por la participación en el llamado caso Dreyfus, contra el Presidente de la República (panfleto “Yo acuso”), entre sus novelas fundamentales se encuentran “Germinal” o “La Taberna” que trata el tema del alcoholismo. Los rasgos de estas obras se ajustan a la perfección al Naturalismo y además constituyen un fiel relato de la sociedad francesa de la época.

Novela realista en Francia[editar]

La expresión "Realismo", cuando se aplica a la literatura del siglo XIX, implica el intento de representar la sociedad y la vida contemporánea como las novelas de Stendhal, Honoré de Balzac con "La Comédie humaine", una vasta colección de casi 100 novelas, fue el más ambicioso plan ideado alguna vez por un escritor o en las obras de Alejandro Dumas hijo y en "Los Miserables" de Victor Hugo.

Novela realista en Inglaterra[editar]

En Inglaterra Charles John Dickens fue su máximo exponente de este tipo de obras haciendo una crítica social a la sociedad victoriana con algunos de sus grandes éxitos literarios como son "Oliver Twist" y "Cuento de Navidad".

Novela realista en Rusia[editar]

En la Rusia de finales del siglo XIX destacan también algunos autores como F. Dostoevsky, Leon Tolstoi e Ivan Bunin