Juegos cooperativos

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Según Hernández y Madero (2007), a partir de 1996 se realiza un cambio respecto al desarrollo de los juegos cooperativos en la Educación Física, se le da más importancia a los juegos cooperativos y se empiezan a estudiar en la licenciatura de Educación Física, además se produce una transformación curricular en donde se origina nuevas conceptualizaciones que los maestro deberían de conocer, por eso los juegos cooperativos han sido utilizados en Educación Física desde hace tiempo pero no suficientemente en comparación de los juegos competitivos.

Algunas investigaciones sobre los juegos cooperativos han dado resultados positivos como por ejemplo Pucket (2001) que investigó durante un periodo de tiempo de tres meses, los efectos de un programa de desafíos físicos cooperativos y en sus conclusiones señala que los juegos cooperativos mejoraron muchas habilidades de escucha de los alumnos, el respeto por los compañeros, etc.

Cuando hablamos de los juegos cooperativos, lo primero que nos viene a la mente es cooperar, en la Real Academia de la Lengua Española (2001) el concepto de cooperar viene en el diccionario definido como obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin.

Varios autores importantes dentro de la Educación Física han realizado algunas definiciones sobre el juego cooperativo y algunas de las más destacadas que podemos encontrar son las siguientes:

Uno de los hombres más referentes que podemos encontrar en los juegos cooperativos es Terry Orlick (citado por De la Cruz y Lucena, 2010), un psicólogo americano que define los juegos cooperativos como: «medio de diversión y participación, libre de competencia y libre de agresión» (De la cruz y Lucena, 2010, p.1).

Otro autor muy importante que realiza una definición de los juegos cooperativos es Carlos Velázquez Callado (citado por De la Cruz y Lucena, 2010), que nos dice que los juegos cooperativos son: «Una actividad lúdica donde no existe incompatibilidad de meta entre los participantes, independientemente de que los roles sean los mismos o diferentes» (De la Cruz y Lucena, 2010, p.2).

El profesor de Educación Física[editar]

Pérez Oliveras los define de la siguiente forma:

Los juegos cooperativos son propuestas que buscan disminuir las manifestaciones de agresividad en los juegos promoviendo actitudes de sensibilización, cooperación, comunicación y solidaridad. Facilitan el encuentro con los otros y el acercamiento a la naturaleza. Buscan la participación de todos, predominando los objetivos colectivos sobre las metas individuales. Las personas juegan con otros y no contra los otros; juegan para superar desafíos u obstáculos y no para superar a los otros. (Pérez, 1998, p.1)

Ruiz y Omeñaca son autores que han estudiado específicamente los juegos cooperativos ya que elaboran un gran número de investigaciones y libros sobre esta temática. Estos autores definen los juegos cooperativos como: «actividades lúdicas cooperativas las que demandan de los jugadores una forma de actuación orientada hacia el grupo, en la que cada participante colabora con los demás para la consecución de un fin común» (Ruiz y Omeñaca, 1998, p.47).

Por último, Maite Garaigordobil (De la Cruz y Lucena, 2010) realiza una gran definición donde piensa que los juegos cooperativos según su punto de vista son los siguientes:

«En los juegos cooperativos todos los jugadores participan, nadie sobra; nunca hay eliminados ni nadie pierde, participan por el placer de jugar, cooperan para conseguir una finalidad común, combinando sus diferentes habilidades y uniendo sus esfuerzos, compiten contra elementos no humanos en lugar de competir entre ellos, tratando de conseguir entre todos una meta, perciben el juego como una actividad colectiva lo que potencia un sentimiento de éxito grupal y se divierten más porque desaparece la amenaza de perder y la tristeza por perder». (De la Cruz y Lucena, 2010, p.2)

Características de los juegos cooperativos[editar]

Ahora que conocemos bien las definiciones de los juegos cooperativos, vemos algunas de las características que algunos autores anteriormente mencionados han dotado a los juegos cooperativos.

En primer lugar, Terry Orlick (1990), una de las personas que representan un gran referente en el campo de los juegos cooperativos, señala cinco características esenciales que se pueden apreciar en la práctica de estos juegos. En estas características se puede apreciar que están muy ligadas a la libertad que poseen los juegos cooperativos en algunos ámbitos. Las características que nos proporciona son las siguientes:

  • Libres de la competición: esta primera característica es una de las más esenciales y principales del juego cooperativo. Frente a la competición, la cooperación de estos juegos hacen que los alumnos no tengan que preocuparse por ganar a alguien, sino de preocuparse de que los compañeros de la clase y él mismo consigan el objetivo del juego, divertirse, etc.
  • Libres para crear: es otra característica que podemos encontrar en los juegos cooperativos, en la que los alumnos utilizan su creatividad cuando se realizan los diferentes juegos. Además los alumnos tendrán que usar su creatividad en algunas ocasiones para llegar al objetivo del juego sin que le ayude el maestro para la mayor satisfacción del niño.
  • Libres de exclusión: a diferencia de los juegos competitivos, los juegos cooperativos no excluyen a ningún alumno por ser menos hábiles cuando realizamos un juego, ya que para los alumnos que son eliminados pueden generar sentimientos negativos sobre sí mismo. Por eso, en los juegos cooperativos no se conocen ganadores ni perdedores, sino que todos ganan si llegan al objetivo que persigue el juego, sin excluir a ninguno de los participantes.
  • Libres de elección: el juego cooperativo da la posibilidad a los participantes de generar una iniciativa individual, estando siempre abierta a los deseos de los demás compañeros que participan.
  • Libres de agresión: la agresión en los juegos cooperativos está totalmente eliminada, porque la dinámica del juego demanda que haya una colaboración entre todos los participantes, porque el resultado positivo se consigue por la unión de los esfuerzos de cada uno y no con una oposición entre ellos. Por eso disminuye la posibilidad de que aparezcan comportamientos agresivos entre los participantes del juego.

Con las características anteriormente vistas, las cinco libertades, es lo que define según Orlick un juego cooperativo realmente.

Slavin (1990) realiza tres características que presentan según él los juegos cooperativos. Dos de ellas ya la hemos visto anteriormente, que son:

  • Todos los juegos tienen un fin común y tienen una participación conjunta entre los participantes del juego.
  • La cooperación entre todos y cada unos de los participantes les llevará hacia el objetivo del juego.
  • Una última característica que añade es la que los participantes tienen una necesidad de disponer habilidades sociales, motrices y cognitivas para superar los obstáculos y llegar al objetivo del juego cooperativo.

Según Omeñaca (1998), a modo de resumen, podemos ver una serie de características significativas en el juego cooperativo a modo de síntesis, son las siguientes:

  1. Todos los participantes del juego tiene un fin común y tienen que trabajar todos juntos para lograrlo.
  2. Todos los participantes ganan si se consigue el objetivo del juego y todos no ganaran en caso contrario. Los participantes compiten contra elementos no humanos en lugar de competir entre ellos mismos.
  3. Los jugadores combinan entre ellos sus diferentes habilidades para conseguir la finalidad del juego cooperativo. Cada participante tiene su responsabilidad individual, es decir, todos los jugadores son necesarios para el juego y tienen un rol que desarrollar y existe igualdad entre los miembros.
  4. Poseen una independencia positiva ya que el resultado no deriva de la suma de los esfuerzos sino de la adecuación de lo hecho por el resto de los compañeros como respuesta a los obstáculos del juego.
  5. Los jugadores deben disponer de habilidades sociales, motrices y cognitivas suficientes para superar las adversidades y lograr el objetivo del juego. Los juegos cooperativos atienden más al proceso, es decir, se le da mucha más importancia lo que proporciona dentro del grupo que en llegar a lograr el objetivo del juego al final.
  6. Por último, los juegos cooperativos no excluyen, todas los participantes tiene algo que aportar en el juego, por lo tanto no existe la eliminación en los juegos cooperativos.

Navegación[editar]

Esta página es parte del departamento de deportes.