Historia de Europa/Imperio carolingio

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

< Historia de Europa

Origen: el reino franco[editar]

Los francos, pueblo germano de la zona del Rin que se estableció en la Galia en el siglo V, estuvieron gobernados por reyezuelos durante años hasta la unificación que hizo Clodoveo, nieto de Meroveo y fundador de la dinastía Merovingia. Bajo su mando extendió el reino por toda Francia y expulsó del reino de Tolosa a los visigodos.

Los sucesores de Clodoveo fueron llamados reyes holgazanes, puesto que se despreocuparon de los temas de gobierno y los dejaron en manos de mayordomos de palacio, que asumieron los poderes administrativo y militar, constituyéndose en una dinastía paralela a la que reinaba. En 732, el mayordomo Carlos Martel ("El martillo") frenó la invasión musulmana a Occidente en la batalla de Poitiers. Su hijo Pipino el Breve se proclamó rey de los francos, iniciando la dinastía carolingia. Además, se enfrentó a los lombardos, que invadieron Italia entorno al año 750, y conquistó unas tierras que entregó al papa y que desde entonces constituyen los Estados Pontificios, teniendo así la bendición de la Iglesia para el reino.

El imperio Carolingio[editar]

Carlomagno coronado por el papa .

, que era nieto de y que heredó el reino de su padre Pipino, inició una política de expansión territorial para intentar restaurar el antiguo , lo que le hizo enfrentarse a bizantinos, musulmanes y germanos. Extendió su Imperio por las actuales , y occidental; y de forma más discontinua por territorios fronterizos con España, Alemania oriental, Austria y Hungría. Estableció la capital en , en la zona oeste de .

El papa proclamó a emperador en la () el del año FALTA .

Tras su fallecimiento en , su hijo (o Luis el Piadoso), que era de carácter débil y muy manipulable, asumió la corona del Imperio. El Imperio fuerte y consolidado que heredó entró en decadencia tras las luchas internas por el poder, fomentadas en parte por sus hijos.


A la muerte de Luis el Piadoso (), sus hijos , y firmaron el , repartiéndose el Imperio carolingio. A Carlos el Calvo le correspondió la Galia; a Luis el Germánico, Alemania; y a Lotario, la .

Se puso fin así al Imperio carolingio, que se deshizo aún más tras nuevas invasiones de pueblos bárbaros: árabes, húngaros y normandos.

Cultura y arte[editar]

Se suele conocer a este periodo del entorno del año 800 con el nombre de , no tanto porque diera origen a algo similar al Renacimiento del siglo XV, sino por comparación con la decadencia cultural del periodo anterior, al que suele llamarse .

Carlomagno (como la mayoría de los hombres de su tiempo, incluidos los nobles y muchos clérigos) no sabía leer, ni escribir, ni siquiera aritmética. No obstante, intentó elevar el nivel cultural del Imperio creando la de , y puso en su dirección al célebre . En ella se formaron él, sus hijos y todos los funcionarios de la corte.

Esta Escuela se convirtió en modelo para la fundación de otras en toda . Divulgó las artes, las ciencias, las letras y todo el conocimiento de la Antigüedad con sus materias:

  • Trivium: , y .
  • Quatrivium: , , y .

El arte carolingio estaba basado fundamentalmente en dos estilos: el arte clásico griego y el arte cristiano, pero con algunas influencias de sus vecinos bizantino e islámico.

Escultura: Los ejemplos conservados son muy escasos, si bien las esculturas de marfil han sobrevivido y son de una gran belleza.

Arquitectura: La arquitectura carolingia se reflejaba en edificios religiosos y algunos palacios. Se caracteriza por usar la planta de cruz latina de tres naves; arcos de medio punto, de herencia romana; cubiertas de madera; columnas con capiteles esquemáticos y pilares cuadrados y cruciformes.

Mosaicos y miniaturas: Entre las obras de arte más notables de esta época, sobresalen los y las que ilustran los , además de la orfebrería que decoraba todos sus templos.