Historia de Europa/Edad antigua

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

< Historia de Europa

Aquí podrán intentar aumentar sus conocimientos referentes al mundo antiguo y su historia. El enfoque que pretendemos presentar es más bien novedoso, por cuanto no busca la acumulación interminable de conocimientos (erudicción), sino la comprensión de dos fenómenos esenciales:

  1. Continuidad: Los elementos, costumbres y fenómenos que se mantienen en la larga duración de las sociedades antiguas y su relación con nuestro presente.
  2. Cambio: La transformación de sociedades antiguas a través de un tiempo determinado y su periodificación relativa a las características de estos cambios.

Palabra importante a la hora de iniciarnos en el trabajo del estudio de la Historia Antigua es aquella que definimos como comprensión, ya que un estudioso de las humanidades no puede llegar a cierto criterio de verosimilitud, sino a través de una comprensión de la otredad, es decir, por medio del entendimiento -sin juicios apresurados- de las costumbres, realidades y concepciones de otras civilizaciones, pueblos y personas.

Todas estas palabras van dirigidas a quienes pretenden un estudio concienzudo, serio y alejado de egoísmos y vanidades. En el estudio de las humanidades la sencillez es esencial, puesto que no poseerla nos pone en una situación de predisposición frente a nuestro objeto de estudio.

El Imperio Romano[editar]

Las letras SPQR grabadas en piedra.

La ciudad de Roma surgió de los asentamientos de tribus latinas, sabinas y etruscas de Italia, situándose los primeros habitantes de Roma en las siete colinas históricas, en la confluencia entre el río Tíber cerca del año 753 a.C., durante los siguientes siglos la ciudad de Roma tomó posesión de ricos territorios mediterráneos, descubriendo que la guerra era un medio para acumular enormes riquezas, mediante la explotación de los vencidos y donde los campesinos-soldados formaban la base del ejército. Así se vieron obligados los campesinos a ceder las tierras a los terratenientes y se formaron los latifundios, sustituyendo a los campesinos por esclavos.

Durante el 62 a. C. se forma el Primer Triunvirato con las figuras de Pompeyo, Craso y Julio César , pero esta alianza no duró, tras la muerte de Craso Pompeyo se vio solo frente al gran poder que César había conquistado a partir de las victorias en Galia, incluso el Senado temía al poder de César. En este punto César con sus legiones cruzó el Rubicón, el límite que no debería haber sido cruzado con un ejército armado y desencadenó una nueva guerra civil.

En el año 45 a.C. César regresa a Roma y comienza a presentarse como un emperador general victorioso pero muere al poco tiempo. Sin embargo es en el 27 a.C que Augusto se vuelve la única persona en gobernar Roma, sin embargo prudentemente esperó a que el Senado le asignara paulatinamente una serie de cargos, que unidos en una misma persona conferían ese gran poder. A partir de ese momento y hasta finales del siglo II es lo que se conoce como Pax Romana