Historia de Europa/Edad antigua

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

< Historia de Europa

Aquí podrán intentar aumentar sus conocimientos referentes al mundo antiguo y su historia. El enfoque que pretendemos presentar es más bien novedoso, por cuanto no busca la acumulación interminable de conocimientos (erudicción), sino la comprensión de dos fenómenos esenciales:

  1. Continuidad: Los elementos, costumbres y fenómenos que se mantienen en la larga duración de las sociedades antiguas y su relación con nuestro presente.
  2. Cambio: La transformación de sociedades antiguas a través de un tiempo determinado y su periodificación relativa a las características de estos cambios.

Palabra importante a la hora de iniciarnos en el trabajo del estudio de la Historia Antigua es aquella que definimos como comprensión, ya que un estudioso de las humanidades no puede llegar a cierto criterio de verosimilitud, sino a través de una comprensión de la otredad, es decir, por medio del entendimiento -sin juicios apresurados- de las costumbres, realidades y concepciones de otras civilizaciones, pueblos y personas.

Todas estas palabras van dirigidas a quienes pretenden un estudio concienzudo, serio y alejado de egoísmos y vanidades. En el estudio de las humanidades la sencillez es esencial, puesto que no poseerla nos pone en una situación de predisposición frente a nuestro objeto de estudio.

Imperio Romano[editar]

Las letras SPQR grabadas en piedra.

La ciudad de Roma surgió de los asentamientos de tribus latinas, sabinas y etruscas de Italia, situándose los primeros habitantes de Roma en las siete colinas historicas, en la confluencia entre el río Tíber cerca del año 753 a.C., primero fueron una monarquía, después fueron una república gobernada por un senado y para el 27 a.C. finalmente se vuelven un Imperio.

Los romanos durante sus grandes conquistas construyeron caminos y puentes por todo el Imperio y lograron con eso llevar no solo las mercancías, si no la Filosofía Griega y el Derecho Romano a todas las naciones de Europa Occidental, no es de extrañar, que un curso de Historia de Europa inicie con Grecia y Roma.