Historia Mundial I

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

Introducción[editar]

Los contenidos de la materia de Historia Mundial, cubren los procesos más significativos de la historia mundial ocurridos entre el siglo XVI hasta comienzos del siglo XX y de los que habremos de ocuparnos en las siguientes cinco unidades.

Durante este tiempo histórico, el capitalismo, sistema económico emergente en la Europa Occidental, línea conductora de nuestro curso, se desarrolló hasta convertirse en el modo de producción dominante en el mundo entero. A pesar de no ser armónico y sincrónico en todas las regiones, consiguió integrarlas, aunque en condiciones desiguales y contradictorias.

La aparición del Estado Moderno -institución política de singular importancia- tuvo en el Absolutismo la forma de gobierno que sostuvo a la nobleza y buscó mantener su hegemonía ante el poder económico creciente de la burguesía, nueva clase social que apareció vinculada al mercantilismo, primera etapa del capitalismo. Por primera vez en la historia, se constituye un espacio también mundial bajo la forma de un mercado mundial que unía de manera permanente, en el marco de una división internacional del trabajo, a todos los grandes continentes en beneficio de la Europa Occidental y donde la trata negrera ocupó un lugar destacado.

Para mediados del siglo XVIII, la Revolución Industrial determinó la expansión e intensificación del capitalismo en el mundo, una nueva fase del sistema. Este fenómeno trae consigo la aparición de una nueva clase social: el proletariado y de manera destacada la consolidación de la burguesía, sector que en los años siguientes impulsará la lucha social y política por la defensa de la igualdad entre los hombres y el derecho a la libertad, ideales que defendió la Revolución Francesa.

El siglo XIX es el de los grandes movimientos sociales encabezados por el proletariado, de la consolidación de los Estados-Nación modernos con regímenes seculares y constitucionales y una vida económica-social industrializada; es también, de la gran expansión geográfica que hizo del mundo una “casa europea”. Revisaremos el nacionalismo como una ideología y política seguida por los estados europeos en sus procesos de unificación nacional —la italiana y la alemana—como en la constitución de las nuevas naciones independientes.

Generalmente, los estudios de Historia Mundial se orientan a Europa Occidental y marginan otras regiones del mundo, como si carecieran de importancia y fueran ajenas al desarrollo del capitalismo. En la unidad cinco, atenderemos a esas regiones centralmente y conoceremos su vinculación activa al desarrollo del capitalismo, sobre todo en su etapa imperialista. Las grandes potencias tomaron extensos territorios en África y Asia, lo que propició la integración mundial bajo el sistema capitalista en condiciones de gran desigualdad y bajo severas contradicciones y enfrentamientos, no sólo de las potencias imperialistas con las naciones sojuzgadas, sino entre las propias potencias. Los conflictos interimperiales sucedidos en las últimas décadas del siglo XIX, anticiparon al mundo sobre la fuerza bélica de las naciones que habrán de participar en la Primera Guerra Mundial. La importancia del estudio de la historia en las ciencias sociales reside en la necesidad de comprender un acontecimiento en su contexto. Quizás ninguna otra ciencia puede brindar más nociones para la comprensión del presnte como el estudio de los sucesos pasados que guardan relación con el ser humano.

Objetivos[editar]

Objetivo General[editar]

Comprender las grandes líneas de desarrollo económico, político, social y cultural del mundo a partir del siglo XVI hasta principios del XX, considerando a la historia como un referente obligado para la explicación y comprensión de los principales procesos, fenómenos o movimientos sociales y la forma en que se interrelacionan durante este período.

Objetivos particulares[editar]

  • Establecer la relación que guarda la Historia con las Ciencias Sociales.
  • Identificar las principales características del sistema económico capitalista.
  • Conocer los procesos políticos, económicos y sociales que generaron el ascenso de la burguesía al poder.
  • Analizar la problemática de las sociedades de la época en la constitución del estado-nación moderno.
  • Vincular el desarrollo del capitalismo en su fase imperialista con los procesos histórico-regionales.

Cuadro programático[editar]

Objetivo[editar]

Comprender las líneas más importantes del desarrollo económico, político, social y cultural mundial, desde el siglo XVI hasta el inicio del siglo XX considerándose a la Historia como un referente necesario para comprender y explicar los principales procesos, fenómenos o movimientos sociales y la forma en que se relacionan entre si.

Contenidos[editar]

  1. La Historia
    1. Conceptos, teorías y metodología.
    2. La Historia y las Ciencias Sociales.
  2. La emergencia del capitalismo y del Estado moderno.
    1. El Estado Moderno y los estados absolutistas.
    2. El desarrollo económico capitalista: el mercantilismo, el comercio triangular y la trata negrera.
    3. El Renacimiento:
      1. Los estados absolutistas.
      2. La estratificación social y la lucha social.
  3. Las Revoluciones Burguesas.
    1. La Revolución Industrial: impacto y consecuencias.
    2. El surgimiento de la clase obrera y el ascenso de sus organizaciones.
    3. La independencia de los Estados Unidos de Norteamérica y el proceso de formación de un nuevo Estado.
    4. La Ilustración y La Revolución Francesa.
  4. Los movimientos sociales y políticos del siglo XIX.
    1. La Europa conservadora de la Restauración.
    2. La Europa liberal-revolucionaria y los movimientos obreros.
    3. El Estado-Nación. Los procesos de unificación nacional y el nacionalismo.
    4. Las revoluciones de Independencia en Íbero América y la formación de los estados independientes iberoamericanos.
  5. El imperialismo.
    1. El imperialismo: la concentración del capital y la formación de los monopolios.
    2. Los grandes imperios y la formación del mundo colonial
    3. El reparto colonial de África.
    4. El reparto colonial de Asía.
    5. El capitalismo monopólico y los conflictos interimperiales.