El sistema de control en el Imperio azteca

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar
El sistema de control en el Imperio azteca

Título El sistema de control en el Imperio azteca
Autora María Isabel Bueno Bravo
Año

Este es un resumen de la obra de María Isabel Bueno Bravo, El sistema de control en el Imperio azteca tomado de la Revista Española de control externo (páginas 217 a 242, ¿año?)

Introducción[editar]

Tenochtitlan era un gran imperio a pesar de que sea poco reconocido para gente fuera de la comunidad académica que investiga en esta región. Tiene una vieja herencia cultural que nos ha dejado con palacios, templos, mercados, esculturas e inscripciones entre muchos otros artefactos.

Para trazar la historia de esta ciudad, conocer la historia de esta ciudad, conviene recordar que los mexicas estuvieron vagando durante dos años, desde el siglo XI (d.C.) —cuando partieron de la ciudad mítica de Aztlan— hasta el siglo XIII, cuando irrumpen en el Valle de México, llegando allí desde el Norte.

Cuando llegaron, se encontraron con otros grupos, y en este momento se dieron guerras entre las ciudad-estados por la denominación política. Esto implicó el uso de armas. Pero además hubo alianzas y uniones políticas.

Se cree que los originarios de Tenochtitlan se habrán asentado en diferentes lugares hasta llegar a un lugar definido, señalado por una serpiente comiendo un corazón encima de un cactus. Ésta cumplía con la tutela de su dios-guía Huitzilopochtli. Esta concepción es traída hasta el día de hoy en el escudo del país Mexicano.

Entre 1376 y 1428, México-Tenochtitlan estuvo subordinada a Azcapotzalco. Luego se entabló una guerra enorme en el Valle que llevó a la victoria de los Tenocha. Y tras la derrota de Azcapotzalco, se dio un apoyo mutuo, llamado la Triple Alianza, entre tres secciones: Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan. Cada una de estas ciudades tenía sus propias posesiones pero así mismo hubo incidencia entre las ciudades en el quehacer tributario de las otras.

El imperio formado por la Triple Alianza tenía organización unitaria para directrices comunes en la política interna, externa, económica y militar.

Cada ciudad tenía dos tipos de provincias:

  • Zonas despensa, cerca de la influencia
  • Zonas suntuarias, lejos de la influencia