El estudio de la actividad psicológica

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El estudio de la actividad psicológica

Título El estudio de la actividad psicológica
Autor María Elena Colombo
Año 2012?

Vigotsky[editar]

Importancia de integrar el papel de la conciencia en la psicología del comportamiento humano. La emergencia de la conciencia es en la dialéctica materialista el salto cualitativo de la materia propio de nuestra especie.

El comportamiento adulto es el resultado de 2 procesos distintos del desarrollo psíquico: el proceso biológico de evolución de las especies que condujo a la aparición del homo sapiens, y un proceso de desarrollo histórico gracias al cual el hombre primitivo se convierte en un ser culturizado. Ambos procesos están presentes por separado en la filogénesis y conforman un proceso único en la ontogénesis.

Nuestra especie tiene una continuidad filogenética, pero existe una discontinuidad de las formas superiores del psiquismo humano: los Procesos Psicológicos Superiores tienen un origen social basado en la mediación de instrumentos culturales. La herencia filogenético del ser humano está atravesada por su historia cultural en la ontogenia de su desarrollo.

Al introducir nuevos signos y crear nuevos nexos cerebrales “artificiales” pasa el ser humano a significar su comportamiento y a transformar activamente la naturaleza. Los adultos y el lenguaje posibilitan la creación de estos nexos que dan lugar a la emergencia del Principio de significación . Las Funciones Psicológicas Superiores del humano sufren un desdoblamiento en el proceso de adquisición del control de las propias funciones. Este control es expresión de las nuevas relaciones interfuncionales de la conciencia que permiten el dominio voluntario y autónomo de la propia actividad. Por ello, las FPS son funciones sociales interiorizadas.

Vías divergentes de adaptación de la actividad mediadora:

  • Herramienta → es el medio de la actividad exterior del hombre orientado a modificar la naturaleza (dirigida hacia fuera).
  • Signo → es un medio para la actividad interior dirigida a dominar psicológicamente al propio ser humano (orientado hacia adentro).

El dominio de la naturaleza por medio de herramientas esta recíprocamente relacionado porque la transformación de la naturaleza por el hombre implica la transformación de su propia naturaleza. En la conducta mediada por signos el propio hombre crea los nuevos nexos reestructurando el sistema de actividad. La reestructuración del comportamiento representa la dominación del propio proceso de comportamiento.

Con el dominio de las propias funciones psicológicas se pasa al terreno de la psicología histórica humana. La reorganización de las propias funciones opera modificando el propio tipo y la orientación del desarrollo, ahora intervienen la voluntad y la conciencia.

Ley de doble formación de los procesos psicológicos superiores[editar]

Todos los procesos psicológicos superiores son sociales en su origen y tienen una doble formación: primero su dominio externo (interpsicológicamente) y luego el dominio del propio proceso (intrapsicológicamente), ambos en los contextos sociales mediados por artefactos culturales.

Modelo de análisis genético ampliado[editar]

Para estudiar los Procesos Psicológicos Superiores es necesario recurrir a un enfoque que entienda que nuestra biología (filogénesis) está particularmente modificada por nuestra historia cultural. La psicología debe dar cuenta de la construcción de los Procesos Psicológicos Superiores y no realizar una mera descripción de éstos en el adulto. Este enfoque considera cuatro dimensiones interrelacionadas:

  • Dimensión microgenética: estudio de la realización de los PP en el momento en que están siendo realizados. Se mide en milisegundos.
  • Dimensión filogenética: corresponde a la evolución de nuestra especie y representa los rasgos seleccionados por dicha evolución que dan cuenta de nuestra biología. Se mide en tiempos evolutivos de millones de años.
  • Dimensión histórico-cultural: opera por medio de la transmisión generacional de la experiencia a través de la historia de la humanidad, por la mediación con otros seres humanos y/o los artefactos culturales. La herencia cultural humana es un proceso de transmisión acumulativo. Tomasello → Efecto trinquete (evolución cultural acumulativa): algunas tradiciones culturales acumulan las modificaciones introducidas por diferentes individuos a lo largo del tiempo, con lo que se vuelven más complejas y abarcan una gama más amplia de funciones adaptativas. Tomasello atribuye el hecho de acumular modificaciones a través del tiempo a procesos de aprendizaje cultural específicamente eficaces, porque se basan en una adaptación cognitiva exclusivamente humana que permite a los seres humanos comprender que sus semejantes son, como ellos, seres intencionales, lo cual crea formas de aprendizaje social que actúan como un trinquete al preservar fielmente en el grupo social las estrategias recientemente modificadas, hasta que otra innovación las reemplace.
  • Dimensión ontogenética: en ella se entrelazan las dimensiones filogenético e histórica-cultural. Cada nuevo niño o niña, se inserta al nacen en una historia cultural, recibe su legado, comienza a co-construir los Procesos Psicológicos Superiores en la interacción con los adultos y otros niños, de acuerdo a la Ley de doble formación. Se mide en días, semanas, meses y años.

Cole[editar]

En el sistema de interacción que conforman la madre y el niño se hallan distribuidos temporalmente los PP en un movimiento que permite, sobre la ontogenia de la madre, recuperar el pasado, recordar su propia experiencia, social e históricamente condicionada (Analepsis). Esta recuperación posibilita a la madre proyectar imaginativamente una representación de su hijo en el futuro (Prolepsis), y esta proyección determina su comportamiento en el presente → Los Procesos Psicológicos Superiores se hallan distribuidos en 3 tiempos y quedan enhebrados en el sistema de actividad que conforman la madre y el niño. Sólo una especie como la humana, que utiliza la cultura, puede distribuir su experiencia en las 3 dimensiones temporales. La distribución en el tiempo de la actividad psicológica es posible por la mediación de artefactos simbólicos que permiten autoprovocar nuestros recuerdos, proyectarlos imaginativamente de manera prospectiva desde el presente y automodificarnos y reorganizarnos en la interacción con nuestros semejantes.

Modelos distribuidos de la arquitectura funcional de la actividad psicológica[editar]

El funcionamiento psicológico está distribuido en artefactos externos.

La unidad de análisis son los PP distribuidos en los sistemas de actividad que las personas constituyen en la interacción con otros. El sistema de actividad integra al sujeto, al objeto, a los otros participantes, a los instrumentos mediadores, las reglas, la distribución del trabajo y roles en un todo unificado e incorpora tanto el aspecto productivo orientado al objeto como el aspecto comunicativo orientado a la persona. Este modelo amplia el triangulo clásico vigotskyano de la conducta mediada.

Donald[editar]

La mayoría de los aspectos distintivos de la cognición humana evolucionó como parte de una adaptación para la cultura. Propone 3 etapas de la co-evolución del cerebro y la cultura, cada una contribuye a la creación de una nueva capa de la estructura acumulativa cognitiva y cultural de la sociedad humana. Las tres están presentes simultáneamente en todas las sociedades modernas.

  • Mimética: fue el primer paso que los homínidos tomaron para evolucionar hacia las comunidades cognitivas. Se basa en habilidades no verbales de la comunicación: gestos, rol-playing, imitación. Los sentimientos colectivos son dominantes.
  • Mítica oral: forma más antigua de la cultura humana, creada por la evolución de la lengua oral. Involucra la construcción de la memoria cultural narrativa. Los mitos dan significación a la cultura tradicional. Pudieron controlar la actividad cognitiva, recuperar voluntariamente la experiencia humana e independizarse de las claves estimulares del ambiente. Donald subraya el poder de la tradición oral en la construcción de los lazos sociales y para la creación de una rama simbólica de mitos y arquetipos que organiza las instituciones sociales.
  • Teorética: el uso de tecnología simbólica externa permitió que las ideas existan independientemente del cerebro y así evitar las limitaciones impuestas por la biología, el tiempo y el espacio. El desarrollo de estos dispositivos mnemónicos externos dio lugar a un elevado ritmo de cambios tecnológicos, en contraposición a la lentitud de los cambios genéticos. Construcción de teorías explicativos sobre los fenómenos.