De la prehistoria a la edad media

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

La Prehistoria[editar]

La Prehistoria abarca desde la aparición de los primeros homínidos hasta que surgen los primeros documentos escritos. Es un largo periodo que se inicia hace 5 millones de años y que estará marcado por el proceso de hominización, este es el proceso mediante el cual una rama de los homínidos evolucionó hasta llegar al hombre actual (Homo Sapiens Sapiens).

En esta evolución se produjeron importantes cambios a la capacidad craneana, la postura erguida y la capacidad para manipular objetos. Estos cambios físicos también trajeron consigo modificaciones en los aspectos sociales, económicos, etc. Dichos cambios se reflejan en la llamada cultura material, la cual se compone de todos aquellos objetos modificados o creados por el hombre para su aprovechamiento o en beneficio propio. A lo largo de este periodo también se producirían avances importantes como el dominio del fuego, el uso del lenguaje y la aparición de las primeras manifestaciones religiosas y artísticas.

La Prehistoria se divide en dos grandes etapas:

  1. La Edad de Piedra.
  • El Paleolítico.
  • El Neolítico.
  1. La Edad de los Metales.

La de Edad de Piedra.[editar]

Paleolítico. (Desde 5000000 a.C. hasta 10000 a.C.)[editar]

Paleolítico significa piedra antigua, este periodo recibe dicha denominación por la aparición de útiles talladas en piedra con un acabado más tosco que el que encontraremos en fases posteriores. Los principales rasgos de este periodo son:

  1. Aparecen los primeros útiles fabricados por el hombre. Estos se realizaran en piedra, mediante la técnica del tallado y se destinaran a distintas funciones como por ejemplo: cortar, machacar, curtir pieles, etc.
  2. El ser humano vive en grupos reducidos, aprovechando los recursos de la zona mediante la caza, la pesca y la recolección. Se tratarían de grupos nómadas, que o bien se establecían al aire libre como por ejemplo en los márgenes de los ríos, bien en abrigos naturales como son las cuevas, o bien construían pequeñas chozas con pieles y huesos de animales.
  3. El dominio del fuego. Con el conseguirían perfeccionar sus técnicas de caza, ocupar cuevas y mejorar su alimentación al poder cocinar los alimentos.
  4. Finalmente aparecen las creencias, vinculadas sobre todo al culto de los muertos, encontrándose las primeras evidencias de enterramientos y rituales funerarios. Así mismo, es destacable la aparición de las primeras manifestaciones artísticas, tanto de arte mobiliar, relacionadas en ocasiones con los ritos de la fecundidad como es el caso de la Venus de Willendorf, como del arte rupestre, realizado en cuevas y cuya mejor muestra se da en las cuevas de Altamira pertenecientes a la pintura franco cantábrica.

Neolítico (10000 a.C. – 3500 a.C.)[editar]

La palabra Neolítico significa edad de la "piedra nueva" debido a la perfección que alcanzan los útiles fabricados en piedra durante este periodo. Ello se debe a la adquisición de la técnica del pulimento. Esta fase estará marcada por la llamada Revolución Neolítica, la cual supuso el cambio de una economía depredadora (y por tanto vinculada a las posibilidades que ofrecía la naturaleza) a una economía productora en la cual el hombre produce sus propios alimentos a través de la agricultura y la ganadería. Este proceso tuvo lugar en una zona denominada como el Creciente Fértil, en el próximo Oriente, en los valles de los ríos Tigris y Éufrates, lugar desde el cual se extendería al resto del mundo conocido. Los cambios mas importantes de este periodo son los siguientes:

  1. La aparición de la agricultura y la ganadería. Las primeras especies cultivadas serian los cereales, esto permitiría la producción de alimentos con importantes consecuencias para los grupos humanos. La presencia de la agricultura queda demostrada por el hallazgo de útiles para demoler el grano (molinos barquiformes) y aperos para labrar la tierra (hachas y hoces). En cuanto a la ganadería, se procedería a domesticar especies como el perro, la oveja, la cabra, el cerdo, el buey o el caballo, reduciéndose así las necesidades de caza y aprovechando los recursos facilitados por estos animales, como son la carne, las pieles o el transporte.
  2. El uso de nuevas técnicas en la fabricación de útiles. En el caso de la piedra se usara la técnica del pulimento, pero la principal aportación de este periodo será la invención de la cerámica, que surge de la necesidad de almacenar y conservar los alimentos, así como de cocinarlos.
  3. El ser humano se hace sedentario construyendo poblados más o menos extensos de adobe, madera o piedra. Los grupos se hacen más numerosos y se organizan en clanes o tribus.
  4. En cuanto a las manifestaciones religiosas, estas se hacen más complejas, relacionándose siempre con el culto a la fecundidad. En cuanto al arte, destacaremos en el caso de España, la aparición del arte rupestre levantino, como por ejemplo el que encontramos en las Cuevas de Cogull o en los abrigos rocosos de Castellón.

La Edad de los Metales (V milenio a. C).[editar]

La Edad de los Metales constituye la última parte de la prehistoria. Este periodo está marcado por la aparición de la metalurgia o capacidad para transformar el metal en instrumentos útiles, este hecho se produce en el V milenio a.C. en la zona comprendida entre Irán y la península de Anatolia. Por otra parte, la Edad de los Metales se subdivide en tres periodos: - La Edad del Cobre. - La Edad del Bronce. - La Edad del Hierro. Los rasgos esenciales de este periodo son:

  1. La aparición de la metalurgia. Este hecho supuso un gran avance tecnológico, mejorando las técnicas agrícolas, así como perfeccionándose la armas para la caza y la guerra. Aquellos pueblos que dominaban la metalurgia se convertirían en los más fuertes de su entorno, extendiendo su ámbito de influencia e incluso sometiendo a otros pueblos.
  2. Los grupos siguen creciendo en tamaño, y se observan dos fenómenos: una progresiva diferenciación social relacionada con los distintos niveles de riqueza, y una mayor especialización en el trabajo, especialmente de aquellos que dominaban el metal.
  3. Aparece el comercio, gracias al uso de los animales como medio de transporte y a la aparición de la rueda. El comercio favorecerá la difusión tecnológica y cultural.
  4. Por último aparecen nuevos modelos artísticos y culturales. De entre ellos destacaremos el Megalitismo, basado en la construcción de enterramientos comunales y lugares de culto mediante el uso de grandes bloques de piedra llamados orstatos. En el caso de España encontramos numerosos ejemplos de esta corriente cultural.

La Edad Antigua[editar]

En este periodo distinguiremos dos grandes conjuntos de civilizaciones:

  • Las civilizaciones urbanas.
  • Las civilizaciones clásicas:
  • Grecia.
  • Roma.

Las civilizaciones urbanas[editar]

Las civilizaciones urbanas son aquellas en las que se desarrollo por primera vez la ciudad. El nacimiento de las ciudades tuvo lugar a lo largo del IV milenio a. C, en la zona de Egipto y Mesopotamia. Las características esenciales de este periodo son las siguientes:

  • La existencia de excedentes agrícolas, debido a que estas civilizaciones se asentaban en los fértiles valles fluviales de ríos como el Nilo. Estos excedentes permitían la alimentación de aquella parte de la población que no se dedicaba a tareas agrícolas, y permite el intercambio de productos, naciendo así el comercio.
  • Una sociedad muy jerarquizada con distintas profesiones y con una distinta consideración para cada una de ellas. Así, encontraremos: agricultores, ganaderos, comerciantes, funcionarios, administrativos, militares, sacerdotes y gobernantes.
  • Una organización política compleja, al frente de ella se situarían reyes o faraones con un poder absoluto y que acaparaban el papel directivo de toda la sociedad. Como delegados de su autoridad actuarían los funcionarios.
  • Una mayor complejidad cultural. Los conocimientos y avances del momento se difundirían mas fácilmente gracias a las escritura.
  • El arte posee un carácter oficial, estando al servicio de los grupos de poder, en cuanto a la religión se hará mas compleja, generando su propio grupo social: los sacerdotes.

Dentro de las civilizaciones urbanas destacaremos el caso del Imperio Egipcio. Este nace al mismo tiempo que el resto de las civilizaciones urbanas, sin embargo alcanzara un desarrollo mucho mayor, produciéndose su fin cuando se convierta en una provincia mas del Imperio Romano. El Imperio Egipcio se dividía en dos:

  1. El alto Egipto.
  2. El bajo Egipto.

Ambos tenían al Nilo como su arteria principal, ya que la vida de la población se organizaba en torno a este rio y sus periódicas crecidas y estiajes. El poder absoluto lo tenían los faraones los cuales se organizaban en dinastías, y que eran considerados como dioses vivientes.

En cuanto a la cultura, estaría marcada por el culto a los muertos y la creencia en el mas allá. De hecho las principales muestras del arte Egipcio se relacionan con este rasgo, como por ejemplo las pirámides de Gizeh o el templo de Abu Simbel.

Las civilizaciones clásicas: Grecia y Roma[editar]

La civilización Griega (3000 a. C - 30 a. C)[editar]

Nacida a partir de las culturas Cretense y Micénica, la historia de la antigua Grecia estará marcada por la insularidad y la existencia de las ciudades-estado o polis. Esta cultura se desarrolla en torno al mar Egeo, el cual se encuentra salpicado por un gran número de islas, lo que favorecerá la fragmentación política. Así, podemos hablar de una unidad cultural pero no así de una unidad política. De su evolución histórica destacaremos el llamado periodo clásico (V – IV a.C) donde son relevantes los siguientes elementos. 1-La importancia de las polis o ciudades-estado. De entre ellas destacaremos dos: Atenas y Esparta. -Atenas: Su sistema político estaba basado en la democracia. En él, los ciudadanos reunidos en la asamblea, tenían derecho a participar en el gobierno de la polis, controlando la justicia y las leyes.


-Esparta: Aquí se impuso un gobierno oligárquico. La característica mas llamativa de esta polis es la orientación de toda una sociedad hacia la guerra y la eugénesis, lo cual la convertiría en la mayor potencia militar de Grecia. Ambas polis o ciudades-estado se enfrentarían durante las llamadas guerras Peloponeso. 2-La sociedad: Se dividirían en dos grandes grupos cerrados: -Los ciudadanos: Constituían una minoría de pleno derecho que participaban en la vida política de la ciudad. Los extranjeros, también llamados metecos no podían disfrutar de este derecho a pesar de que compartían con los anteriores la condición de hombres libres. -Los esclavos: Constituían el grupo mas numeroso. Procedían en su mayoría de las incursiones Bélicas, siendo usados como fuerza de trabajo en todos los sectores económicos. 3-La economía. Estaba basada en la agricultura, la ganadería, la artesanía y el comercio. El amplio desarrollo del comercio y la progresiva creación de colonias favorecían la expansión de la cultura griega por todo el Mediterráneo. 4-La cultura Griega. Realizo importantes aportaciones sobre todo en el campo del arte y la filosofía, aunque también cabe destacar los avances en ciencias como las matemáticas o las aportaciones a la literatura universal. 5- El arte griego. Estaba basado en la búsqueda de la belleza ideal, concebida como la unión entre la armonía, la proporción y el equilibrio. Sobre todo, destacan las aportaciones en arquitectura, donde el templo será el edificio más representativo, usándose en él los tres órdenes clásicos: el Orden Jónico, el Orden Dórico y el Orden Corintio. En la cultura destacaremos tres fases: - El periodo arcaico: cuyas figuras son rígidas y estáticas. - El periodo clásico: cuyas obras serán ampliamente repetidas en posteriores fases de la historia del arte. - El periodo helenístico: cuya producción estaba dotada de un gran movimiento y extensividad. b) La Civilización Romana (753 a.C. - 476 d.C.)

La Civilización Romana será una de las civilizaciones más influyentes para la cultura occidental. Dada su gran extensión territorial, dejará un sedimento cultural imborrable en buena parte de Europa. El Imperio Romano constituirá una estructura política cuya base sería la ciudad de Roma. Sus principales rasgos serían: - La evolución política La historia de Roma pasa por tres grandes etapas.

a) La Monarquía (753-509 a.C.)

De esta época se conocen muy pocos datos, solo que el poder recaía en la figura del rey.

b) La República (509-27 a.C.)

La figura del rey desaparece tras un periodo de conflictos. El senado se convierte ahora en el principal órgano de poder. Así mismo, durante este periodo se inicia la primera expansión de Roma, ocupando los territorios situados en torno a la cuenca del Mediterráneo.

c) El Imperio (27 a.C.-476 d.C.)

Durante este periodo y tras una guerra civil, Roma alcanzará su máxima expansión, dominando la mayor parte del mundo conocido hasta entonces: territorios tan distantes como la actual Escocia, Egipto o el próximo Oriente quedaban incluidos en una compleja estructura política en la que el emperador poseía todos los poderes. Esta fase terminará con las llamadas invasiones bárbaras y la división del Imperio Romano en dos zonas: - Una zona occidental, que caerá en el 476 d.C. con la deposición del último emperador romano Rómulo Augústulo a manos del rey visigodo Odoacro. - Una zona oriental, que vivirá una nueva etapa de esplendor como el Imperio Bizantino.


2-La economía de Roma. La economía romana era urbana y esclavista. Era urbana porque la ciudad era el centro económico, de hecho Roma fue el primer centro del comercio mundial. También era esclavista porque los esclavos eran la principal mano de obra en las tareas productivas. Por otro lado, gracias a su expansión territorial, Roma pudo explotar los recursos materiales y humanos de las zona conquistadas, desarrollando para ello una extensa red de rutas comerciales, tanto marítimas como terrestres. Dentro de estas últimas destacaremos la red de calzadas romanas, siendo la Vía de la Plata un buen ejemplo de estas. 3-La sociedad. La estructura social Romana era muy desigual. Distinguiremos dos grupos, con distintos derechos y obligaciones: -Los individuos libres: Dentro de ellos distinguiremos entre los ciudadanos (con derechos políticos) y los no ciudadanos (que carecían de ellos). Entre los ciudadanos existían dos grupos básicos: los patricios de las principales familias romanas y que constituían una especie de nobleza, y los plebeyos, que eran la plebe o el pueblo. -Los individuos no libres: Los esclavos eran el grupo más numeroso y se empleaban en todas las actividades económicas. Normalmente, procedían de los pueblos que habían sido dominados por las armas, por ello en el S III d.C. cuando el imperio dejo de expandirse, la escasez de esclavos constituyo un grave problema para la economía romana. 4-La cultura: La cultura romana constituye la base esencial de la cultura occidental. Aporto una lengua única, el latín del cual proceden las lenguas romances, como el francés, el español o el italiano. También aporto un código jurídico, el derecho romano, que ha servido de inspiración y guía para un gran numero de normas legales posteriores. En cuanto al arte, el arte Romano puede considerarse como una copia del griego, pero con aportaciones propias, sin embargo la principal aportación romana será la realización de grandes obras de ingeniería como las calzadas o los acueductos. En el S. III d.C. distintas causas provocaran el declive del imperio, que en fechas anteriores se había dividido en dos. Así, la zona occidental se verá sometida a partir de esta fecha a numerosas invasiones Bárbaras y a una profunda crisis económica y política, llegando a su fin en el 476 d. C. La zona oriental vivirá una nueva etapa de esplendor como el Imperio Bizantino. Con la caída del Imperio Romano de occidente comienza una nueva etapa para la historia: la Edad Media.


                                                                  3-La Edad Media.

La Edad Media occidental dura mil años yendo desde el siglo V d.C. al XV d.C. El territorio que había estado sometido a la dominación romana se ve fragmentado ante la aparición de tres grandes culturas: a) Imperio Bizantino b) Imperio Islámico c) La Europa Occidental Cristiana

a) El imperio bizantino (395 d.C. - 1453 d.C.) El imperio bizantino nace a partir de la zona oriental del imperio romano a raíz de su división. Su capital seria Bizancio, posteriormente llamada Constantinopla, en honor al emperador Constantino, además se adoptaría una rama original del cristianismo la doctrina ortodoxa. La época de mayor esplendor coincidió con el reinado de Justiniano el Grande (siglo VI d.C.) caracterizado por los siguientes rasgos: - Una gran expansión territorial: sobre todo en la zona oriental del mediterráneo, donde se enfrentaría con la expansión del imperio islámico. - Las reformas legislativas y administrativas: que se orientaron hacia la consolidación del poder imperial. - Un gran desarrollo cultural y artístico: con el arte bizantino como principal referente. Así mismo el amplio desarrollo que alcanzo Bizancio se debe a otros factores como: - La prosperidad económica. - Una administración centralizada. - Un ejército poderoso. - El hecho de ser un punto de unión entre oriente y occidente.


b) El islam (S.VII d.C.) La civilización islámica nace a partir de la creación del islam como religión en el siglo VII d.C. El islam es una religión monoteísta fundada por Mahoma y que recogía preceptos tanto del judaísmo, como del cristianismo e incluso de algunas tradiciones de las tribus pre islámicas que se extendían por Arabia. Tras la conquista de la península arábiga, el islam se extendió rápidamente, hasta los pirineos por occidente, donde el rey franco Carlo Magno frenó la avanzada islámica en la batalla de Poitiers, y hasta el Indo oriente. Se crea así un enorme imperio que con el tiempo termina por fragmentarse. Dentro de él la península ibérica se convertiría en una provincia más, denominada Al-Ándalus, consiguiendo posteriormente su independencia.

Los principales rasgos de la civilización islámica serían:

1. Economía: La economía era próspera y se basaba en las ciudades como centro de intercambio y en un floreciente comercio. Todo ello también se vio favorecido por la existencia de una moneda fuerte (el dírhem y el dinar). 2. La sociedad: La religión y la capacidad económica serían los principales elementos diferenciadores entre los distintos grupos sociales. Distinguiremos dos grupos esenciales:

  - Los musulmanes: podían pertenecer a tres grupos sociales.

a) La aristocracia:

Normalmente eran de origen árabe y constituían un grupo reducido pero de gran poder económico y político.

b) La clase media: Estaba formada por artesanos y comerciantes. c) La masa popular: Formaban un grupo muy heterogéneo, es decir que dentro de el podríamos distinguir numerosas clases o tipologías sociales. La característica de todos ellos es que no poseían propiedades.

 -Los no musulmanes: 

Normalmente pertenecían al grupo denominado como los dimmies o protegidos, es decir, aquellos que practicaban el judaísmo o el cristianismo. Esta clase social, tras la conquista, podía conservar sus propiedades o creencias, sin embargo debían pagar 2 impuestos: la yizya y el jarach, en moneda y en especie. 3-El sistema político: Era un sistema político centralizado en el que el califa actuaba como la máxima autoridad política y religiosa. Para el desempeño de sus obligaciones se apoyaba en una fuerte administración central, a través de la figura de los visires y a través de una administración territorial dirigida por los Emires. 4-La cultura:

La cultura Árabe aportó un gran número de avances técnicos  e intelectuales en campos como la medicina, la astronomía, las matemáticas……

5-El arte:

El arte islámico ha dejado importantes huellas en la península, tales como la mezquita de Córdoba o la alhambra de Granada. Los principales rasgos del arte islámico son:

a) Gran riqueza decorativa, basada en el uso de formas geométricas y vegetales. b) El uso de distintos tipos de arcos (lobulado, poli lobulado, mistilíneo o de herradura). c) Escaso desarrollo de la escultura y la pintura ya que el Islam prohíbe la representación humana y animal. c)La Europa occidental cristiana: El feudalismo. La parte occidental del imperio romano sufrió a partir del s. V d.C. una serie de invasiones bárbaras que provocaron su división en pequeños reinos como el visigodo en la península ibérica y el burgundio y posteriormente franco en Francia. Con la base romana y bárbara a partir del s. X hasta el s. XIII se desarrollaría en toda Europa un sistema socioeconómico y político propio: El Feudalismo. Este sistema se basara en el dominio de un sector minoritario de la población, la nobleza y el clero, que era el dueño de extensas propiedades agrícolas, y que extendía su influencia y poder sobre el campesinado. Las características básicas del feudalismo serian: 1- Una economía eminentemente agraria. La célula económica básica seria el feudo que consistía en una gran propiedad agrícola autosuficiente. El feudo se dividía en dos zonas: - La reserva: Era la parte del feudo explotada directamente por el señor. Los trabajos realizados en ella eran llevados a cabo, al menos una parte, por los campesinos como pago por el disfrute de las tierras del feudo. Este trabajo realizado por los campesinos en la reserva recibía la denominación de corveas.

- Los mansos: Eran las tierras cedidas por el señor a los campesinos. A cambio estos debían entregar partes de sus cosechas y trabajar en la reserva señorial. Por otra parte, las ciudades empiezan a renacer a partir del S XI, siendo también llamada Burgos. Aquí se desarrollaban las actividades comerciales y artesanales, que serán gestionadas por los gremios. Los gremios eran corporaciones que agrupaban a los artesanos según sus oficios. 2- La sociedad. La sociedad feudal era una sociedad jerarquizada que se dividía en estamentos, es decir, en grupos sociales cerrados, determinados por la procedencia del individuo. Dentro de la sociedad medieval existió un tipo de relación personal denominada como vasallaje. El vasallaje era la relación que se establecía entre 2 individuos libres, siendo uno de ellos de rango superior. Este personaje superior se llamaba señor o dominus y tenía la obligación de procurar sustento y protección para el individuo de rango inferior vinculado a él y se llamaba vasallo. A cambio el vasallo contraía con el señor 2 obligaciones: el auxilium, o ayuda militar o económica en caso de guerra o el consilium o consejo en el caso de tomar alguna decisión política. Para el mantenimiento del vasallo el señor le entregaba un feudo, que podía ser en forma de tierras o lo que se llamaba un feudo de bolsa, es decir, se le entregaba una prestación económica por sus servicios. Esta situación provoco una estructura piramidal a cuya cabeza se situaba el rey, denominado “primus inter pares” es decir el primero entre los iguales lo que contribuyo aumentar el poder de la nobleza, pero contribuyo a alejar el rey de sus súbditos.


4. La Baja Edad Media: La transición hacia el mundo moderno.

A lo largo de los siglos XIV y XVI se produce el paso hasta la edad moderna, la cual se prolongara hasta el siglo XVIII. Se trata de un periodo marcado por la inestabilidad política y económica y también por las crisis. En lo económico se produjo una grave crisis provocada por un periodo de malas cosechas, a lo que asumió la aparición de epidemias como la peste bubónica o el de la peste negra. En diversas oleadas aumento la mortalidad en una población debilitada por el hambre. Por otra parte se produjo una fuerte emigración del campo a la ciudad, lo que concentró una mano de obra abundante y barata que permitió el desarrollo del incipiente capitalismo, ello provocaría la progresiva desaparición de los gremios. El comercio también sufrió una importante expansión, debido a la creación de nuevas rutas comerciales, que fueron fruto de los descubrimientos geográficos. A esto se unió la aparición de nuevos útiles para la navegación, y finalmente la actividad comercial se vio favorecida por la aparición de las compañías comerciales. En cuanto a la población, se aprecia un descenso demográfico, esto es fruto de las hambrunas, provocadas por las malas cosechas, y a las guerras y a las epidemias. En este periodo también se produjeron importantes conflictos sociales, tanto en el campo como en la ciudad. Las minorías étnicas y religiosas fueron especialmente perseguidas. Es el caso de los judíos, sometidos a violentas persecuciones a lo largo de todo el siglo, son los llamados Progroms. En lo político se produce la crisis del sistema feudal. Las sucesivas guerras consiguieron fortalecer el poder real, que a partir de ahora se convertirá en la máxima autoridad política. En el ámbito cultural, destacará la aparición de dos estilos artísticos: el románico y el gótico.

1. El románico: Era un arte rural vinculado al feudalismo y a la iglesia. En la arquitectura, las principales eran las iglesias, castillos y monasterios. Los rasgos más característicos de la arquitectura románica son: la escasez de ventanas, el uso del arco de medio punto, la bóveda de cañón, la horizontalidad y la escasez de la luz. En escultura, destacará la intención pedagógica de las obras, que intentaban enseñar a los fieles la doctrina del evangelio. Así mismo, la escultura románica se caracteriza por el antinaturalismo y la frontalidad. En pintura los rasgos esenciales serán el uso de colores planos, el predominio de la pintura mural, concentrada en ábsides y altares, y la rigidez de los personajes representados.


2-El gótico. El arte gótico se desarrolla a partir del siglo XIII d. C y fue el símbolo del renacer de las ciudades y creciente poder de la burguesía. Ahora, además de la construcción de edificios religiosos como las catedrales, se lleva a cabo la construcción de edificios públicos civiles, como los palacios, lonjas, cabildos, etc. En arquitectura, los edificios se caracterizan por su ligereza y dinamismo, por la presencia de amplios ventanales decorados en vidrieras, por el uso del arco apuntado y la bóveda de crucería, por la verticalidad y la luminosidad de sus interiores. En escultura, las imágenes poseen un mayor realismo y naturalidad. En pintura aparecen importantes innovaciones, como la pintura sobre tabla o la realizada al temple. Así mismo al igual que en escultura, las representaciones ganan en naturalidad, expresividad y realismo.


5- La edad Moderna.


La edad moderna es el periodo histórico comprendido entre la edad media y el mundo contemporáneo, abarcando desde el siglo XV al XVIII.

Algunos hechos históricos marcan su inicio como son la caída de Constantinopla en manos de los turcos, lo que supuso el fin del imperio bizantino; la invención de la imprenta, lo que permitió una mayor difusión de la cultura escrita, que hasta ahora se había mantenido restringida a los monasterios; y el descubrimiento del nuevo mundo (América). Durante esta fase, Europa se recupera de las crisis padecidas durante la baja edad media, y surge un nuevo sistema económico: el capitalismo.

Se trata de un sistema económico en el cual los medios de producción (herramientas, talleres, tierras,…) pertenecen a un propietario privado, que gracias a ellos acumulan beneficios o capital. Estos cambios económicos, a los que se unió la influencia de los nuevos descubrimientos geográficos, provocaron un cambio en la mentalidad de la sociedad, que poco a poco se irá liberando de las trabas ideológicas impuestas por la iglesia a lo largo de la edad media.

En lo social, los grupos privilegiados siguieron siendo la nobleza y el clero. Sin embargo, la burguesía se consolido como un grupo social importante siendo un elemento decisivo en la lucha entre el poder real y el nobiliario. Durante este periodo, la burguesía pondrá al servicio de los reyes sus recursos económicos y una nueva mentalidad, lo cual les proporcionaría una situación de superioridad con respecto a la iglesia y a la nobleza.

A lo largo de la edad moderna, los distintos reyes concluyeron el proceso de consolidación del poder real, convirtiéndose así en monarcas autoritarios, en los cuales se concentraban todos los poderes del estado. Ejemplos de monarquías autoritarias serian la española, la francesa y la portuguesa. Por ultimo, Europa se convertiría durante estos siglos en el centro económico, político y cultural de todo el mundo, ya que gracias a sus descubrimientos geográficos, las naciones europeas extendieron su área de influencia por todo el mundo conocido.

Dos naciones serian pioneras en esta carrera de descubrimientos:

- Portugal: Que dominaba la ruta africana la cual conducía hacia las especias, a ello se uniría tras el descubrimiento de América las propiedades en Brasil y los importantes recursos económicos que estas tierras proporcionaban a la corona.

- España: esta monarquía, gracias al descubrimiento de América en 1492 y a las amplias posesiones heredadas por Carlos I, se conseguirá crear el mayor imperio colonial de la historia.

1. Las salidas a la crisis de la Baja Edad Media: la recuperación europea.

Durante el siglo XV se dieron una serie de cambios dentro de la sociedad europea, los cuales marcarían el paso hacia la Edad Moderna.

Estos cambios se dieron en tres ámbitos: en lo social, en lo económico y en lo político.

a) Los cambios sociales y demográficos:

Tras una fase de retroceso demográfico provocada por las hambrunas, la peste y las continuas guerras, la población europea comenzó a recuperarse, y, a pesar de mantener una estructura estamental, experimentó los siguientes cambios:

- El ascenso de la burguesía: que se convertiría en el grupo social más dinámico económicamente. Del mismo modo, tendría una gran influencia en los cambios políticos, al apoyar la monarquía en su lucha contra la nobleza.

- La caída del poder nobiliario: que a pesar de seguir siendo un grupo privilegiado, se vería sometido por el poder real, estando ahora a su servicio en el ámbito de la corte.

- La paulatina liberación del campesinado: este conseguirá a lo largo de la Edad Moderna liberarse de los vínculos señoriales, si bien la servidumbre pervivió en muchos casos.

b) Los cambios económicos.

El cambio mas importante fue la aparición del capitalismo, caracterizado por los siguientes rasgos:

- Aumento de la circulación monetaria: frente al intercambio o trueque en especie, el uso de la moneda aumenta de forma considerable en esta fase, debido en buena medida a la llegada del oro y l plata americanos.

- Aumento de la demanda de productos, debido al aumento demográfico y a la ampliación de mercados gracias a los descubrimientos geográficos.

- El nacimiento de la banca: gracias a la concentración de capital y a las necesidades económicas surgidas por la expansión del comercio, aparecen los bancos como lugar de depósito de bienes y como instrumentos de financiación. Además, se inventan nuevos instrumentos económicos como el préstamo con interés o la letra de cambio, la cual era un documento que permitía cobrar una cantidad de dinero sin tener que transportarlo en metálico.

- Aparecen los consulados y las lonjas. Los consulados eran corporaciones de mercaderes ubicadas en las principales ciudades comerciales. Las lonjas eran edificios donde se realizaban las transacciones comerciales.

c) Los cambios políticos.

En el ámbito político, se establecieron las llamadas monarquías autoritarias, que basarían su poder en una serie de aspectos.

1- El aumento del poder político de los reyes, algo que se consiguió gracias al sometimiento de la nobleza, y que se apoyaría en una administración centralizada formada por funcionarios. Su mantenimiento se consigue gracias al establecimiento de una serie de impuestos, los cuales consiguieron en periodos de guerra anteriores, pero que ahora se hacen definitivos.

2- La unificación territorial: los reyes se hicieron con el control total del territorio, ya que antes esta circunstancia no existía. Por ejemplo en el caso español los Reyes Católicos procedieron a la unificación del territorio gracias a la unión de las coronas de Castilla y Aragón, y al sometimiento del reino Nazarí de Granada.

3-Un ejército permanente: Este ejército estaría al servicio de la corona y normalmente seria de carácter mercenario, es decir que se le pagaba por sus servicios. Estas tropas, fieles al mejor postor sustituirían a los antiguos ejércitos feudales aportados por la nobleza y por tanto vinculados a ella.

4-La creación de una estructura judicial autónoma: La independencia del poder judicial seria básica para el fortalecimiento del poder real. Estos nuevos tribunales, controlados por los reyes, sustituirían a los antiguos juicios feudales, más irregulares y arbitrarios.

2. El Reinado de los Reyes Católicos.

La unificación de los distintos reinos de la península ibérica fue un largo proceso que culminaría con el fin de la reconquista y la unión dinástica de las coronas más importantes del momento: Castilla y Aragón, ello se consiguió gracias al matrimonio entre Isabel I reina de Castilla tras un periodo de guerras civiles y Fernando II rey de Aragón, ambos serian los llamados Reyes Católicos. Portugal no se anexionaría hasta el reinado de Felipe II y gracias a una compleja política matrimonial.Pero aunque juntassen sus reinos tenian: distintas monedas y leyes.