Curso de Enfermería

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Enfermería es la ciencia del cuidado de la salud del ser humano. Es la disciplina que se encarga del estudio de las respuestas humanas reales o potenciales de la persona, familia o comunidad tanto sana como enferma en los aspectos: biológico, psicológico, social y espiritual. Es la profesión de titulación universitaria de la persona que se dedica al cuidado integral del individuo, la familia y la comunidad en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo.

Los cursos de Enfermería son los temas específicos que realiza una enfermera (o), derivados de su actividad profesional

Lampara2.gif


Misión de Enfermería[editar]

Los servicios de enfermería tienen como misión cuidar la salud de los individuos, las familias y las comunidades en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo. Las intervenciones de enfermería están basadas en principios científicos, humanísticos y éticos, fundamentados en el respeto a la vida y a la dignidad humana.


La Enfermera(o)generalista La enfermera o el enfermero generalista, con independencia de su especialización, es el profesional legalmente habilitado, responsable de sus actos profesionales de enfermero que ha adquirido los conocimientos y aptitudes suficientes acerca del ser humano, de sus órganos, de sus funciones biopsicosociales en estado de bienestar y de enfermedad, del método científico aplicable, sus formas de medirlo, valorarlo y evaluar los hechos científicamente probados, así como el análisis de los resultados obtenidos, auxiliándose para ello de los medios y recursos clínicos y tecnológicos adecuados, en orden a detectar las respuestas humanas en sus aspectos referidos a la prevención de la enfermedad, recuperación de la salud y su rehabilitación, reinserción social o ayuda a una muerte digna.

La profesión de Enfermería engloba cuatro esferas de trabajo:


Actualmente esta profesión se encuentra inmersa en un cambio muy importante, lo cual supone un cambio, que cada profesional deberá escoger en la medida de la mayor o menor libertad que cada Estado o País le permita. Por un lado, las oligarquías en el poder tratarán de imponer los roles que desde un punto de vista económico más satisfagan sus expectativas; por otro lado, a medida que aumenta el nivel social, los enfermeros disponen de más medios para su propia formación y ellos mismos decidirán hacia dónde se dirigen sus inquietudes, independientemente a lo que la clase política, sindicato o cualquier otra tipo de formación política en el poder le imponga hacer.

El desarrollo de los nuevos sitemas de información, en un mundo más libre, harán más libre a los ciudadanos y, sobre todo, más preparados para elegir el profesional que les atienda, independientemente de que se les permita hacerlo.

Son los profesionales, que se deben encontrar siempre al lado del paciente, especialmente en su centro de salud; por ello deben disponer de tiempo para continuar con la preparación que recibieron en la Universidad para ejercer su profesión, pues esta profesión debe manejar mucho los sentimientos, valores, actitudes, medios técnicos (fármacos, ekg, analíticas, estudios radiológicos...) y atienden a personas con enfermedades de todo tipo y en todos los campos (preventivo, docencia, administración etc.).

Enfermería brinda a la persona un cuidado Holístico (completo, total, cuerpo, mente y espíritu),

Cursos de Enfermería[editar]

  • Mantenimiento del catéter venoso central

A continuación se les dará uno de los cursos de enfermería mencionados

Manejo de las Heridas en Enfermería[editar]

Son los distintos cuidados de enfermería que se realizan para la curación de las Heridas cuyo objetivo es proporcionar lineamentos de enfermería que contribuyan a la pronta y satisfactoria recuperación de la integridad cutánea del paciente, disminuyendo factores de riesgo que  afecten o retrasen la evolución del proceso de cicatrización. Y además conseguir la máxima implicación de paciente y su familia en la planificación y ejecución del cuidado, disminuir el tiempo de estadía paciente/cama, y los reingresos por las heridas

Los procedimientos en este manejo comprenden:

1)     Colocar al paciente en la posición adecuada.

2)     Realizar el procedimiento en condiciones de asepsia.

3)     Retirar apósito mediante una técnica no agresiva.

4)     Identificar las características de la herida, tamaño (ancho, longitud, y profundidad), color, temperatura,  y sensibilidad al dolor.

5)     Observar si hay signos y síntomas de infección en la herida.

6)     Hacer limpieza de la lesión con suero salino.

7)     Limpiar la piel alrededor de la herida con jabón suave y SSN.

8)     En caso de signos de infección intensificar la limpieza a criterio del profesional de enfermería.

9)     Secado sin arrastre. (en etapa Granulante no secar).

10)  En caso de uso de apósito, este debe sobrepasar en 2,5 – 4 cm. el borde de la úlcera.

11)  En caso de uso de apósito, este debe sobrepasar en 2,5 – 4 cm. el borde de la herida.

12)  Aplicar vendajes si está indicado.

13)  Dar indicaciones al paciente y la familia para el manejo de la herida.

El proceso interdisciplinario:

Como es conocido el tratamiento de las heridas no solo depende del manejo que el profesional de enfermería realiza, sino que debe tener un acompañamiento por parte del resto del equipo de salud.

El equipo de salud para el manejo de heridas se compone por:

  • Profesional de enfermería que encabeza el programa Cuidado Integral del Niño y del Adolescente con Heridas, Estomas e Incontinencias en la “Fundación Hospital la Misericordia”.
  • Cuidador primario. (Generalmente mamá o papá del paciente, o en su defecto acudiente autorizado).
  • Equipo medico debe constatar que el proceso de cicatrización no conlleve ninguna infección Nosocomial.
  • Profesional de enfermería encargado del cuidado al paciente en el respectivo servicio.
  • Auxiliares de enfermería.
  • Profesional en Psicología. (si es necesario).
  • Trabajadora social. (si es necesario: niños en condiciones de maltrato, huérfanos  u otros).


Mantenimiento del catéter venoso central[editar]

La utilización de catéter venoso central (CVC) se ha convertido en una práctica imprescindible en el tratamiento de los pacientes hospitalizados, principalmente en aquellos críticamente enfermos ingresados en los servicios de cuidados intensivos aunque su utilización ofrece un sin número de ventajas en el tratamiento de los pacientes, también se pueden presentar situaciones de riesgo, como son infecciones locales, sistémicas, bacteriemias, endocarditis, etc. A nivel mundial la cifra de infecciones por CVC aproximadamente es del 33% de morbimortalidad en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El profesional de enfermería es el que brinda cuidados a los pacientes portadores de CVC, por esta razón debe ser personal competente que posea conocimiento científico y cumpla con una correcta práctica para su mantenimiento, de este modo prevenir las posibles complicaciones que podrían surgir como consecuencia de un mal manejo.

Los cuidados que enfermería debe brindar al paciente con catéter central inician desde la inserción hasta su retiro, lo que requiere del personal un amplio conocimiento del procedimiento, del equipo necesario y de las técnicas de asepsia en el cuidado, así mismo no debe olvidar la parte anímica del paciente (MONZÓN, 2011), el mantenimiento del CVC es deber de cuidarlo del profesional de enfermería. La práctica enfermera siempre se ha distinguido por su preocupación por los cuidados que se aplican a los pacientes con CVC, se han producido importantes avances en el campo de los accesos vasculares. Todos estos cambios siempre han precisado la aplicación de unos correctos cuidados de enfermería para garantizar un adecuado desarrollo y prolongar la supervivencia del acceso vascular. Estos cuidados varían según el tipo de acceso pero se hace imprescindible que se realicen de forma protocolizada.

En cada manipulación se debe tener en cuenta el uso de medidas de bioseguridad para evitar complicaciones tanto para el paciente como para el personal de salud. El uso de guantes no sustituye la higiene de manos. Cuando no sea posible adherirse a una correcta técnica de antisepsia debido a la instalación del catéter en una situación de emergencia, se recomienda que este sea reemplazado tan pronto sea posible sin exceder las 48 horas. Utilice un CVC con el mínimo de puertos o lúmenes esenciales para el manejo del paciente, otros factores que incrementen el riesgo de bacteriemia relacionado al catéter como son, hospitalización prolongada antes de la instalación del catéter, duración prolongada de catéter, colonización microbiana elevada en el sitio de inserción, colonización microbiana elevada del lumen del catéter, instalación en la yugular interna, neutropenia, prematures, uso de nutrición parenteral total, cuidado deficiente del catéter (manipulación excesiva).

El mantenimiento del catéter incluye la observación del sitio de inserción en busca de signos que evitan futuras complicaciones; curación del CVC; si el apósito es de gasa cada 48 horas, si es con tegaderm de 5 a 7 días, o cada vez que se observe sucio, manchado o deteriorado, el cambio debe realizarse con técnica estéril, limpiando la zona de inserción con solución antiséptica, los antisépticos recomendados son clorhexidina al 2%; alcohol al 70% o yodopovidona; dejar secar por completo para luego colocar el apósito trasparente o gasa (prevention, 2013), igualmente se palpara el punto de inserción tomando en cuenta las medidas de bioseguridad, en busca de signos y síntomas de infección loca: enrojecimiento y obstrucción del catéter.

El responsable del mantenimiento del CVC es el enfermero (a) a cargo del paciente. Las medidas de barrera protección que debe contar el personal encargado son: uso de gorro, mascarilla, guantes estériles, mandil. En el punto de punción se debe utilizar preferentemente apósitos transparentes semipermeables estériles, para poder valorar el punto de punción con las mínimas manipulaciones, si el punto de inserción presenta hemorragia, exuda o el paciente presenta exceso de sudoración, utilizar apósito de gasa, higiene de manos antes y después de cada cambio de apósito y cura del punto de inserción, utilizar guantes estériles para realizar el cambio de apósitos (unos guantes para cada apósito), vigilar diariamente el punto de inserción de los catéteres vasculares sin retirar el apósito transparente, cambiar el apósito transparente cuando presente signos de infección o sangrado; debe constar tanto en los registros de enfermería como cerca del apósito la fecha de colocación del mismo.

Se debe cambiar cada 72 horas las líneas de infusión, si tuviera de dos a más lúmenes, mantener la infusión continua para evitar la colonización bacteriana. Si el paciente recibe • nutrición parenteral, el lumen proximal es el más recomendado para su administración; para medir la presión venosa central es el lumen distal y la luz del catéter se debe irrigar cada 7 horas con una solución de heparina cuando no se utilice.

Las manipulaciones innecesarias con mala técnica aumentan el riesgo de infección en un paciente con catéter venoso central. Cambie los conectores, sistemas de perfusión cada 72 horas; los de nutrición parenteral, lípidos y propofol cada 24 horas. Rotular los sistemas con fecha y hora .Cuidar que en los sistemas de infusión endovenosa no existan roturas o infiltraciones, mantener el circuito sellado cuando no esté en uso (Pilozo Martinez Lilian Beatriz, 2014).

Inserción Periférica del catéter venoso central[editar]

Es un procedimiento a la inserción de un dispositivo venoso cuando el extremo distal del catéter se aloja en una gran vena de gran calibre hasta la aurícula derecha del corazón. La cateterización de un acceso venoso central es una práctica habitual en las unidades intensivas, dependerá fundamentalmente de las características y necesidades del paciente critico.

Los accesos venosos son:

1)     Vena femoral

2)     Vena yugular interna

3)     Vena axilar

4)     Vena subclavia

5)     Vena cefálica

6)     Vena basílica

El objetivo de dicha inserción es obtener accesos venosos periféricos en los pacientes que requieran una vía venosa central para la administración líquida de antibióticos, quimioterapia, NPT, analgesia, inotrópica en forma prolongada y para controlar la hemodinámica continua.

Entre los catéteres venosos centrales mas utilizados tenemos:

  • Un lumen
  • Bilumen
  • Multilumén

El equipo para una inserción es el siguiente:

  • Guantes estériles
  • Gasas esteriles
  • Antiséptico (yodo povidona)
  • Esparadapo
  • Jeringas de 10cc
  • Agujas 25x8 iv
  • Suero fisiológico
  • Heparina
  • Obturador
  • Llave de tres vías
  • Equipo de venodiseccion
CATETER VENOSO CENTRAL.jpg
CATETER VENOSO CENTRAL DE ACCESO FEMORAL.jpg
CATÉTER VENOSO CENTRAL DE ACCESO SUBCLAVIA.jpg

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • José María Recalde Manrrique, Tratamiento Local De Ulceras Por Presión, Escuela Andaluza De Salud Publica; Boletín Terapéutico Anda Luz. AÑO 2000; VOL.16 NUMERO 5, PAGINAS DE 17 – 20
  • MONZÓN, C. D. (2011). CONOCIMIENTOS Y PRACTICAS DEL PERSONAL DE ENFERMERIA ACERCA DE LOS CUIDADOS DE CATETER VENOSO CENTRAL EN PACIENTES DEL SERVICIO DE MEDICINA DE MUJERES 1 Y 2 DEL HOSPITAL GENERAL DE SEGURIDAD SOCIAL . GUATEMALA: ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERAS GUATEMALA.
  • Pilozo Martinez Lilian Beatriz, P. N. (2014). INFECCIONES DE LA VÍA VENOSA CENTRAL RELACIONADAS CON LA ATENCIÓN DE ENFERMERÍA EN USUARIOS INGRESADOS DE LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS DEL HOSPITAL VERDI CEVALLOS BALDA. Manabi - Ecuado: Universidad Tecnica de Manabi - Ecuador.
  • Prevention, C. C. (febreo de 2013). Guidelines for the Prevention of Intravascular Catheter-Related Infections, 2011. Obtenido de Guidelines for the Prevention of Intravascular Catheter-Related Infections, 2011: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/rr5110a1.htm
  • OLIVA CESAR, Alicia Cuidados de enfermería en el cateterismo venoso central de acceso periférico
  • CARLSON Medicina Crítica y Terapia Intensiva