Ir al contenido

Comunicación plástica y visual/La mancha

De Wikiversidad

La Mancha[editar]

Mancha es una superficie coloreada. Es el resultado de extender el color con un útil ancho, como una brocha, un rodillo o una esponja.


Hemos visto antes que la mancha suele ser el "relleno" de color que le damos al borde de los objetos dibujados, y esto es realmente lo que se tiende a hacer de forma natural. Pero un analisis menos simplificado de la visión humana nos revela que en realidad lo que vemos realmente no son líneas que separan los objetos del fondo, ni los objetos los vemos con un mismo color, sino que lo que vemos realmente son manchas de colores que nuestro cerebro simplifica en una linea de borde y un relleno del color propio del objeto.


Si observamos atentamente la imagen de un tomate rojo, por ejemplo, veremos primeramente que no hay una línea negra que delimita al tomate. También veremos que el color rojo no es exactamente igual en las partes más iluminadas que en las menos. Veremos por fín que realmente la imagen del tomate es en realidad la suma de muchas manchas de color aproximado al rojo que nosotros interpretamos y resumimos en una sola.


Por tanto, si queremos representar de forma más realista un objeto, debemos plasmarlo tal y como lo vemos, con un conjunto de manchas de colores. Es por ello que el pintor suele usar brochas y otros objetos para extender la pintura en manchas, no en líneas.


No obstante se puede emplear un instrumento de dibujo puntiagudo (por ejemplo un lápiz) para rellenar una superficie formando una trama. La trama es una superficie rellena por puntos o líneas distribuidas de forma más o menos uniforme.


Se llama claroscuro al conjunto de luces y sombras en una imagen. Gracias al claroscuro podemos percibir la forma de los objetos.


El sombreado es una forma de representar el volumen imitando el efecto que la luz hace sobre los objetos, plasmando en el papel zonas más claras o más oscuras. Antes de sombrear hay que indicar en aquel la forma debe cada zona con el mismo color, así es más fácil colorearla correctamente. El sombreado será más realista si el número de zonas de color es mayor, por ejemplo: un dibujo con nueve tonos de gris es más realista que otro con sólo tres.


En caso de coloreado, hay que tener en cuenta que el color es menos intenso en las zonas claras y más intenso en las oscuras . Para imitar ese efecto, se colorea con poca fuerza en las zonas claras y en las oscuras el color se da con más intensidad y se le añade un poco de negro.