Cirugía esquelética y locomotora

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La cirugía del esqueleto, es prácticamente sinónimo de cirugía del aparato locomotor debido a que las principales dificultades, tanto en la elección de los métodos quirúrgicos como en los resultados se originan en el esqueleto, pero ello no es estrictamente así.

La cirugía del aparato locomotor comprende la cirugía esquelética,la cirugía muscular, la de la piel en la medida que afecta al aparato locomotor, la de los tendones y articulaciones (ligamentos, cápsulas, membranas sinoviales, meniscos y cartílagos articulares) y la reparadora de los nervios periféricos. Los vasos suelen ser objeto de la cirugía vascular. En ocasiones - particularmente en las llamadas "fracturas expuestas" es necesario la colaboración de ambos especialistas para el tratamiento adecuado de estas lesiones complejas. Para evitar la necesidad de múltiples especialistas, la cirugía esquelética puede ser abordada por especialistas entrenados en la solución integral de problemas derivados de los "TRAUMAS" en general. Es la "CIRUGIA del TRAUMA".

En razón que el aparato locomotor cambia en la medida que el sujeto humano crece, es necesario separar los procedimientos quirúrgicos o invasivos aplicables al niño, al adolescentes o al adulto.

Siendo que la mayor fuente de problemas esqueléticos provienen de los accidentes - laborales, de tránsito,hogareños, etc. - es decir de los traumatismos, suele usarse el término TRAUMATOLOGÍA como término abarcativo de todas las lesiones esqueléticas relacionadas con la absorción de fuerzas ajenas al sujeto lesionado.

Aquellas anomalías esqueléticas que puedan repercutir en el funcionamiento del aparato locomotor,es decir que no están relacionadas con la violencia o fuerzas externas al sujeto, sino con la genética, con la persistencia temporal de anomalías de alineación o de rotación, o con muchas otras causas, se suelen englobar bajo el título de PATOLOGÍA ORTOPÉDICA.

Por lo común,los especialistas en cirugía esquelética se ocupan tanto de la PATOLOGÍA de ORIGEN TRAUMÁTICO como de la que no lo es. Por lo tanto es usual encontrar en nuestras latitudes la denominación de especialistas en TRAUMATOLOGÍA y ORTOPEDIA.

En otras latitudes suele usarse la expresión "CIRUGÍA del APARATO LOCOMOTOR" sin distinguir el origen de la lesión. La cirúgía de las partes blandas, especialmente de la piel lesionada o pérdidas cutáneo-musculares importantes, es objeto de la "CIRUGIA REPARADORA".

En este campo de la ciencia médica es necesario contar con un entrenamiento quirúrgico adecuado, con un sólido conocimiento de la patología ósea y de las partes blandas, con un ojo entrenado en el diagnóstico por imágenes y con un criterio firme y sólido que permita aplicar el método de tratamiento más adecuado a cada lesión.

Dentro de estos criterios de elección, es importante saber que no todo se soluciona quirúrgicamente y que en muchas ocasiones, la abstención quirúrgica, los métodos de tratamiento médico y/o la fisiokinesiterapia constituyen métodos no quirúrgicos útiles y suficientes para tratar adecuadamente determinados casos.