Biología para estudiantes de secundaria/La materia

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La materia se define como todo aquello que ocupa un lugar en el espacio y tiene masa. Puede encontrarse en estado sólido, líquido y gaseoso.

Toda la materia está compuesta por partículas diminutas. Según sus características y su tamaño, estas partículas se denominan átomos, iones,moléculas etc.

Toda la materia, tanto la del medio inerte como la de los seres vivos, está formada por elementos, que se definen como una sustancia que no puede formarse en otras sustancias más pequeñas mediante métodos químicos ordinarios. Existen más de 100 elementos diferentes, cada uno con sus propiedades características.

Los elementos que forman la materia inerte y la viva son los mismos aunque en diferentes proporciones. El 98% de la materia viva está formada solo por cinco elementos: carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo.

La materia está formada por átomos[editar]

Los elementos están formados por diminutas partículas llamadas átomos. Cada elemento consta de un solo tipo de átomo y se representa mediante una, dos o tres letras, denominadas símbolo atómico. Por ejemplo, el símbolo H representa un átomo de hidrógeno y el símbolo Na representa un átomo de sodio.

Un grupo de átomos unidos entre sí forman una molécula. Cuando una molécula contiene átomos de más de un elemento, recibe el nombre decompuesto. El sodio (Na) puede combinarse con el cloro (Cl) para formar un cloruro sódico, o sal común (NaCl).

Las moléculas forman los organismos, moléculas orgánicas o biomoléculas, en muchos casos se unen y forman otras de gran tamaño, denominadas macromoléculas, como las proteínas.

Las biomoléculas se unen y forman estructuras como los orgánulos celulares. El siguiente nivel de complejidad corresponde a la célula, unidad básica de los seres vivos y la forma más sencilla de vida.

Métodos para observar la materia: El descubrimiento del microscopio[editar]

La curiosidad de los primeros científicos por descubrir cómo estaba formada la materia, los llevó a fabricar utensilios con los que pudieran ampliar la imagen más allá de la simple vista del ojo humano. Así surgieron los primeros microscopios.

Estos aparatos no eran muy diferentes a las actuales lupas. Con uno de estos instrumentos, el científico holandés Anton van Leeuwenhoek, a mediados del siglo XVII, fue la primera persona que observó una gota de agua aumentada y comprobó que estaba llena de seres vivos.

Durante los últimos 200 años, los científicos trabajaron para mejorar la calidad de las lentes y crearon el primer microoscopio óptico. Este aparato estaba formado por varias lentes que aumentaban el tamaño de los objetos hasta 1500 veces.

Antes de que existieran los microscopios, se pensaba que las enfermedades eran provocadas por espíritus y fuerzas sobrenaturales. Con el uso del microscopio se descubrió un sinfín de organismos no visibles hasta entonces, como las bacterias y muchos otros microorganismos.

¿Cómo se descubrieron las células?[editar]

Robert Hooke fue un científico inglés contemporáneo de Leeuwenhoek. Con uno de los microscopios inventados por este último, al estudiar un corte fino de corcho, Hooke observó unas formas geométricas a las que llamó celdillas, por semejanza a las de un panal.

De esta denominación surgió, posteriormente, el término célula.

A partir de aquel momento, otros científicos observaron estas mismas estructuras en otras muestras de seres vivos.

En 1830, el científico alemán Schleiden, después de observar y estudiar gran cantidad de plantas, concluyó que todas ellas estaban formadas por células.

Simultáneamente, otro alemán, Schwann, realizó observaciones similares en animales. Las investigaciones de ambos científicos condujeron a formular una de las teorías fundamentales de la biología moderna, la teoría celular.

Ver también[editar]