Origen del hombre americano: Teoría de Hrdlicka

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

La teoría Hrdlicka Recién en el siglo pasado, fue que se planteó la teoría del inmigracionismo bajo bases científicas, habiendo correspondido a Alex Hrdlicka esa tarea. Los cronistas fueron todos inmigracionistas en base a sus planteamientos teológicos de que todos los hombres descendían de Adán y Eva, y que el paraíso terrestre estuvo ubicado en el lugar de Asia Menor. Hrdlicka creía que el hombre americano procedía de un grupo racial asiático, pero entre los indios americanos hay diferencias somáticas muy marcadas. Eso hace suponer, que sólo mongoles ingresaron por el Estrecho de Bering, sino también gente de otras naciones como coreanos y japoneses. También pudieron ingresar a la América, malayos y australianos. La primera oleada de hombres fue de cráneos dolicocéfalos. Parece que estos tuvieron que hacer frente a grupos rivales más numerosos de cráneos braquicéfalos que al fin impusieron. En la actualidad existen en el estado más primitivo algunos grupos humanos dolicocéfalos, como las tribus amazónicas de la espesura del Brasil, los botocudos y los fueguinos de la parte austral del continente. Hrdlicka, no daba más de 30.000 años al hombre americano, lo cual es contradicho por el antropólogo austriaco Oswaldo Menghin, que le supone entre 70 mil y 100 mil años. Paul Rivet, partidario del origen múltiple, suponía que por mar habían llegado inmigrantes al continente sudamericano. De la Oceanía habría sido traído el camote y cierta variedad de algodón. Por su condición de isleños, los melanesios eran gente marinera y se supone que en la misma forma en que llegaron a la solitaria isla de Pascua, pudieron haber llegado al continente. La influencia china y japonesas en la alfarería pueden apreciarse según el arqueólogo ecuatoriano Emilio Estrada, en las estatuillas de Valdivia. Lo mismo puede decirse de cierta cerámica de Vicús. Cuando terminó la época glacial, los grandes hielos se derritieron, y el mar subió de nivel tapando el istmo de Bering todo lo cual unido a los movimientos sísmicos, dejó la tierra firme bajo una capa de agua poca profunda como la cual actualmente existente de sólo 50 metros, que es lo que constituye el estrecho de Bering. Por lo tanto de ahí en adelante, sólo por mar se podía venir al continente americano. El arqueólogo Oswaldo Menghin, supone que el poblamiento de la América primitiva se produjo en tres oleadas migratorias. La primera oleada correspondiente al grupo racial de los európidos, no era de origen mongólico. Llegaron cuando Bering era un istmo y no un canal, o sea que el paso se realizó a pié firme hace 70.000 años durante el período glacial que no afectó a la península de Alaska. Estos hombres eran cazadores de nivel cultural muy rudimentario. La segunda corriente migratoria, correspondió a los nolanésidos, que llegaron por mar. La corriente, pasó por el mar de Bering cuando la época glacial había terminado y al derretirse los hielos, se elevaron las aguas del Mar Ártico cubriendo las tierras bajas de Bering. De todos modos el salto marino de Asia a la península de Alaska, era corto y se podía salvar en pequeñas embarcaciones. Los inmigrantes fueron de raza mongólica, aún primitivos, que llegaron a partir del año 4.000 imponiendo a los anteriores pobladores americanos sus definidos rasgos mongólicos. Para este mismo científico, los araucanos, primitivos llegaron de la Oceanía en la misma forma que llegaron a la isla de Pascua. Menghin, en su obra “Origen y Desarrollo Racial de la Especie Humana” da una antigüedad de 70 mil años al hombre de América en contraposición a Krosber que sólo consideraba 10.000 años, al que los hechos y los últimos hallazgos arqueológicos han desmentido. Para el antropólogo argentino José Labelloni, el continente americano recibió siete corrientes migratorias que fueron: la tasmanoide, la australoide, la melanesoide, la proto-indonesio, la mongoloide, la Indonesia y la esquimal. Hay que hacer notar que este científico no menciona ninguna Corriente Europea, de Asia Menor o de Egipto.