Introducción a la Teoría del Entrenamiento físico y deportivo

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

La teoría del entrenamiento visto desde un punto de vista científico plenamente, nace en los albores del siglo XX junto con el renacimiento de los Juegos Olímpicos modernos; ya que con ellos se comienza un hito dentro del deporte, en la búsqueda de más y mejores rendimientos en cada una de las pruebas que se iban sometiendo los deportistas. Cabe mencionar que no fue hasta pasada la década de los 50, que los científicos y entrenadores se juntaron en pos de un objetivo común: el rendimiento deportivo. En este tiempo, es donde se empiezan a ver los adelantos de teóricos que empiezan a simplemente “experimentar” con programas de entrenamiento basados en su experiencia; alejándose de la metodología de la educación física, que por poseer principios pedagógicos distantes de los principios del rendimiento deportivo no concebían un desarrollo práctico de una especialidad deportiva, por sobre la importancia de la cognición del movimiento. Pues bien, estos procesos de cambio y estructura se van dimensionando a través del tiempo, incrementándose gradual y paulatinamente gracias a la tecnología y el desarrollo de estudios comparativos que implican una tecnificación cercana y en conjunto con el desarrollo biomédico en la actualidad. Este desarrollo se vio incrementado ostensiblemente gracias al aporte de los entrenadores especialistas de origen soviético; quienes gracias a sus amplios conocimientos en las ciencias naturales y humanísticas fueron forjando nuevos estudios y programas de entrenamiento, que a la postre conglomeró principios, metodologías e investigaciones en lo que actualmente conocemos como teoría del deporte. El aglutinamiento de información radicó en que especialistas como Matveev,Platonov y Kuznesov sean referentes indiscutidos como los precursores de la teoría e historia del deporte y por consiguiente el crecimiento hacia la teoría del entrenamiento deportivo, como actualmente se conoce.Las investigaciones hechas a través del tiempo, hicieron que día a día los teóricos se vieran influenciados en el desarrollo de ser humano en base a su rendimiento individual; lo que se tradujo en nuevas concepciones de cómo ver el entrenamiento deportivo de alto rendimiento, se verificaron que existían factores morfológicos que influenciaban las capacidades físicas y su rendimiento posterior, se consiguieron modelos de entrenabilidad en diversas disciplinas que se han probado en distintas partes del orbe, con tendencias disimiles pero a la vez con resultados y experiencia científica.La teoría del entrenamiento, gracias a los teóricos soviéticos con su tenacidad por generar un grupo de deportistas de élite; con el tiempo trascendió hacia el occidente, lo que incrementó hacia nuevas perspectivas y visiones deportivas en torno al entrenamiento físico. En esto, aparecen ya desde las décadas de los 70´ y 80´ investigadores y grupos científicos norteamericanos que gracias a la tecnología bullante y sus programas espaciales pudieron concretar muchos aspectos teóricos planteados por sus predecesores con maquinaria especializada. Este paso también influyó en Latinoamérica, donde grandes literatos como Bompa, Gómez Tubino y Pila Teleña se aunaron en proporcionar nuevas características y elementos de estudio para que se incrementaran las concepciones que se expresan dentro de ésta teoría.

PRIMER CONCEPTO DE TEORÍA[editar]

En conjunto con todas las posturas que se han planteado durante los años,podemos afirmar que la teoría del entrenamiento deportivo tiene tres bases fundamentales que no se pueden obviar cuando se prepara un programa de entrenamiento:

  1. PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO
  2. BASES METODOLOGÍAS DEL ENTRENAMIENTO
  3. SISTEMAS DE ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Con estas tres bases en su conjunto se puede empezar a confeccionar cualquier programa de entrenamiento deportivo, no obstante el conocimiento de cada una de ellas exige una gran demanda de conocimiento y experiencia para confluir las tres grandes directrices del entrenamiento en un objetivo basado en el rendimiento.

Síndrome General de Adaptación, Seyle

Seyle, fue un teórico que emprendió una gran tarea que con sus logros durareros hasta hoy, podemos entender cuan importante es potenciar de forma coherente nuestro programa de entrenamiento en base al estímulo y la recuperación. En su postulado se menciona que los procesos de incremento en el rendimiento físico van directamente relacionados con el tiempo de recuperación; siendo éste un puente concreto que sostiene las bases fundamentales de rendimiento deportivo. Con esto podemos deducir la importancia esencial de un ordenamiento en el entrenamiento para la obtención de logros.

Ley del Umbral

Por su parte Schulz, dentro de sus teorías inscribe la de la intensidad de los estímulos, la cual convoca la importancia de graduar los estímulos a razón de la intensidad que presentan; esto significa que existe una relación proporcional con la consecución de logros y las intensidades de los estímulos, los cuales al ser de baja intensidad, no producirían cambios, y al ser muy intensos producirían daño.

Sobrecompensación

Al inferir dichas teorías, estos pensadores nunca sospecharon que abrieron una puerta favorable para el progreso de la ciencia, y más aprovechando el rendimiento humano para la obtención de logros concretos en el deporte.Con el tiempo se fueron potenciando las estructuras que cimentaron la “teoría del deporte” en los 70´, y declararon varios autores una gama de principios que sostienen la teoría del entrenamiento, de los cuales el más actual es Bondartchuk, en 1984 y postula los siguientes principios metodológicos del entrenamiento físico:

  1. PRINCIPIO DE UNIDAD FUNCIONAL
  2. PRINCIPIO DE LA CONTINUIDAD
  3. PRINCIPIO DEL CRECIMIENTO PAULATINO DEL ESFUERZO
  4. PRINCIPIO DE LA ESPECIFICIDAD
  5. PRINCIPIO DE LA TRANSFERENCIA
  6. PRINCIPIO DE LA INDIVIDUALIZACIÓN

Si bien es cierto otros autores postulan otros más específicos, y que las metodologías varían de un deporte a otro, lo cierto es que estos seis principios sustentan de forma general a cualquier actividad física y/o deportiva, dando la libertad suficiente para la generación de programas de entrenamiento que involucren todos los componentes del rendimiento físico de alto nivel.

LOS PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO[editar]

El trabajo físico en el deporte, tiene variadas fórmulas para su entrenamiento,en estas “fórmulas”, se destaca una serie de principios a considerar para eldiseño de las estructuras de entrenamiento a utilizar. Estos principios contendrán las directrices funcionales para el logro de la adaptación delorganismo a las cargas de la práctica deportiva. El mejor rendimiento motor y funcional, permite establecer parámetros mensurables y de incremento general en relación a los objetivos propuestos; espor esto que el seguir estos principios involucra conocimientos claros de los objetivos, las capacidades funcionales del entrenado y las características propias del deporte, ya que todo factor es incluyente a las características propias del atleta y de su actividad deportiva. Existen muchos teóricos que postulan unos y otros principios, pero a fin de aclarar mejor el panorama haremos un cuadro comparativo sobre los postulados que los teóricos mantenían y discutían.Las sesiones de entrenamiento deben desarrollarse respetando principios del entrenamiento inmutables en cualquier diseño y programación de plan de trabajo.Los principios de entrenamiento surgen ante la imperante necesidad de respetar las cuestiones fisiológicas y establecer un sistema integral de entrenamiento. Los principios se refieren a factores relacionados entre sí para aplicar cargas de entrenamiento y dosificar el volumen, intensidad etcétera, de la sesión de entrenamiento. Las propuestas de algunos especialistas en el entrenamiento en este sentido son:

PROPUESTA DE DICK, 1993[editar]

Propuesta de Principios de Dick

Este autor resume los principios de adaptación biológica (principios biológicos, o principios de entrenamiento):

  1. Respetar lo específico de cada modalidad deportiva
  2. Incrementar progresivamente la carga de entrenamiento (volumen e intensidad)
  3. Los cambios y procesos de adaptación provocados en el organismo por el entrenamiento son pasajeros; de tal manera que los cambios estructurales y funcionales positivos disminuyen poco a poco hasta desaparecer por completo.

Al estructurar el conocimiento, podemos detectar claramente que los autores dan una visión respetando la individualidad del atleta como una característica general. Si reflexionamos, hay una característica personal impresa en cada propuesta. Lo cual supondría que usted como entrenador de acondicionamiento físico debe ajustar la respuesta de los participantes en el programa para establecer los principios de entrenamiento más óptimos.

PROPUESTA DE BOMPA, 1995[editar]

Propuesta inicial de Bompa

Siguiendo el análisis previo, este autor nos brinda un panorama mas integral y propone principios que establecen modificar sesión tras sesión de tal manera que el efecto alcanzado nos de la respuesta más adecuada.

  1. Hay que variar la carga de manera continua.
  2. El incremento de la carga debe ser de manera progresiva.
  3. Se mantiene la especificidad de la modalidad deportiva y de las cargas necesarias en cada fase de preparación.
  4. De igual forma debe respetar la individualidad de cada participante.
  5. El entrenamiento deportivo encierra estructuras y este principio hace énfasis al ordenamiento lógico, consecuente, de todos los métodos en función del objetivo de cada programa de entrenamiento.

PROPUESTA DE HARTMANN, 1996[editar]

Propuesta de Hartmann

Este autor distribuye estos principios sobre la cualidad específica de la fuerza misma que debe desarrollar sesiones bajo las siguientes características:

  1. El incremento de la carga debe ser de manera progresiva.
  2. El incremento también debe desarrollarse de manera continua.
  3. Debe respetar la etapa de entrenamiento y preparación del participante al programa de acondicionamiento físico.

SEGUNDA PROPUESTA DE BOMPA, 1996[editar]

Segunda Propuesta de Bompa
  1. El variar la carga de entrenamiento es un principio básico en el programa de preparación
  2. Incremento de la carga debe ser de manera progresiva
  3. De igual forma debe respetar la individualidad de cada participante Usted en este momento puede enunciar sin problema que los principios son la columna de su programa de acondicionamiento físico. Sin el desarrollo adecuado de cada uno de estos principios, el entrenamiento integral será deficiente para los objetivos planteados al inicio del programa.

PROPUESTA DE VERJOSHANSKY, 2000[editar]

Propuesta de Verjoshansky

Podemos resumir que en los principios del entrenamiento propuestos por Verjoshansky; es necesario respetar que exista:

  1. Dosificación de carga adecuada para realizar el estímulo más eficiente al inicio del entrenamiento.
  2. Variabilidad en la magnitud de la carga y los métodos y medios de trabajo.
  3. Cada persona requiere de un contenido específico y diferente, basados en su individualidad y capacidad.

Los principios mencionados para la correcta programación del entrenamiento,no deben diferir de los contenidos del plan de programa de acondicionamiento físico y deben estar fundamentados en la respuesta específica e individual de cada participante.Hay que considerar las múltiples ocupaciones de las personas que entrenan,los límites sobre un modelo tradicional dentro del espectro de rendimiento aparecen cuando una persona requiere un entrenamiento individual dirigido y orientado a conseguir resultados.Como vemos los principios son sencillos siempre y cuando respetemos el equilibrio biológico de la carga, la especificidad del entrenamiento, el radio“estímulo-descanso” y tener en cuenta los objetivos establecidos en el diseño del programa. Es quizá en este punto donde usted como entrenador establece la línea estratégica mas adecuada a la capacidad de preparación de sus participantes en el programa de acondicionamiento físico, debido a que las condiciones biológicas y las tareas de entrenamiento deben practicarse con un plan estratégico para la consecución de los logros esperados. La intención es posibilitarlo a usted como especialista en Acondicionamiento físico a diseñar y estructurar un plan de entrenamiento que respete estos principios, respete la ciclicidad de las cargas y fortalecer los resultados de las capacidades condicionales y coordinativas de cada participante en su programa. Cada uno de estos principios pretende determinar los diferentes métodos,medios y ejercicios en el sistema de entrenamiento.Las principales directrices del alto rendimiento son completamente viables si se ajustan en personas de poca actividad física. El hecho de que una persona no dedique su vida entera al deporte, no justifica de ninguna manera el poco profesionalismo de un Preparador Físico consecuente en su formación.

Como vimos anteriormente, las directrices del entrenamiento deportivo han ido sufriendo variaciones relevantes a través del tiempo con los postulados de los diversos autores; no obstante ello, se han mantenido ciertos principios innegables para toda programación del entrenamiento, a lo cual veremos y definiremos en base a las teorizaciones que entregan los más destacados autores.

La premisa de esta sesión es abordar los tres principios fundamentales que sustentan a la teoría del entrenamiento deportivo, los cuales y pese al tiempo y la cantidad de autores que las han postulado, siguen vigentes y contingentes al entrenamiento de alto rendimiento, como para el entrenamiento de formación o recreación. En la sesión anterior vimos el progreso de los principios del entrenamiento deportivo entre autores destacados como Bompa, Dick, Hartmann, y Verjoshansky, los cuales y pese a sus diferencias mantienen entre sus consideraciones a los siguientes principios:

  1. PRINCIPIO DE VARIEDAD
  2. PRINCIPIO DE INDIVIDUALIDAD
  3. PRINCIPIO DE INCREMENTO PROGRESIVO

Si bien es cierto, estos autores difieren entre ellos sobre algunos principios, otros postulan que ellos brindan factores inter – relacionables que han permitido con el tiempo consensuar en una gama de 9 principios fundamentales a tener en consideración, los cuales exponemos con detalle a continuación:

PRINCIPIOS DE INDIVIDUALIDAD.[editar]

Cada persona responde de forma diferente al mismo entrenamiento por alguna de las razones siguientes:

  • Herencia. El tamaño del corazón y pulmones, la composición de las fibras musculares, el biotipo, etc., son factores de gran influencia genética. Los más favorecidos en éste sentido responderán mejor a los distintos estímulos de entrenamiento.
  • Maduración. Los organismos más maduros pueden utilizar mayores cargas de entrenamiento, lo cual no es conveniente para los jugadores jóvenes que están utilizando sus energías para su desarrollo.
  • Nutrición. Una buena o mala alimentación incide de forma diferente en el rendimiento.
  • Descanso y sueño. Cuando se introduce a un jugador en un programa de entrenamiento intensivo, los más jóvenes necesitarán más descanso que el normal.
  • Nivel de condición. Se mejora más rápidamente cuando el nivel de condición física es bajo. Por el contrario, si es alto, se necesitaran muchas horas de entrenamiento para lograr sólo unos pequeños cambios.
  • Motivación. Los jugadores que obtienen mejores beneficios son aquellos que ven la relación entre el duro trabajo y el logro de sus metas personales. Aquéllos que participan para satisfacer los objetivos de sus padres, generalmente no alcanzan logros elevados.
  • Influencias ambientales. Las respuestas al entrenamiento pueden verse influidas si el jugador se ve sometido a situaciones, tanto de stress emocional en la casa o en la escuela cómo de frío, calor, altitud, polución del aire, etc. El entrenador debe darse cuenta de la situación y suspender la practica cuando las condiciones ambientales lleguen a ser demasiado severas o una amenaza para la salud.

PRINCIPIO DE ADAPTACIÓN.[editar]

Principio de Adaptación

La adaptación es el proceso gradual de sobrecompensación del cuerpo ante los continuos estímulos del entrenamiento. Las adaptaciones incluyen:

  1. Mejoramiento de la función del corazón, circulación y respiración.
  2. Mejoramiento de la resistencia muscular y fuerza.
  3. Fortalecimiento de los huesos, tendones, ligamentos, tejido conectivo.

El efecto del entrenamiento se establece cuándo el cuerpo se ha adaptado a la sobrecarga del mismo.

PRINCIPIO DE SOBRECARGA[editar]

Sobrecarga es un término utilizado para definir una carga de trabajo mayor a la que el cuerpo está acostumbrado. Una sesión de entrenamiento debe ser suficientemente intensa para producir una modificación física en los organismos de los jugadores. Estas modificaciones implican al sistema nervioso que puede activar a un mayor número de fibras musculares, a la circulación que puede distribuir la sangre a los músculos que lo necesitan, y a los propios músculos, dónde la sobrecarga estimula la producción de nueva proteína para contribuir a disponer de las demandas futuras de ejercicio. Cuando se produce la adaptación a las sobrecargas se deberá añadir otras mayores. El ritmo de mejora se relaciona con tres factores, que pueden relacionarse con la palabra “FIT”. Frecuencia. Intensidad Tiempo (duración).

PRINCIPIO DE PROGRESIÓN.[editar]

Principio de progresión

La intensidad de las tareas debe aumentarse en una progresión lógica. Para lograr adaptaciones utilizando el Principio de Sobrecarga, el entrenamiento debe seguir el Principio de Progresión. Cuando la carga de entrenamiento se aumenta demasiado deprisa, el organismo no puede adaptarse, con consecuencias perjudiciales para el jugador. Una progresión continúa y lenta se puede valorar a través de:

  • FRECUENCIA.- Sesiones por semana, por mes, por año.
  • INTENSIDAD. - Carga de entrenamiento por semana, por mes, por año.
  • TIEMPO.- Duración del entrenamiento en horas, semana, por mes, por año.

Este principio también comprende la progresión de:

  1. LO GENERAL ... A LO ESPECIFICO
  2. LAS PARTES... A LA TOTALIDAD
  3. LA CANTIDAD... A LA CALIDAD

PRINCIPIO DE LA ESPECIFICIDAD.[editar]

Los efectos de entrenamiento son específicos al tipo de estimulo de entrenamiento que se utilice en las tareas. Es decir, especifico al sistema de energía, específico al grupo muscular y especifico al tipo de movimiento de cada articulación. El rendimiento mejora más cuando el entrenamiento es específico a la actividad.


PRINCIPIO DE LA VARIACIÓN.[editar]

Un programa de entrenamiento debe ser variado para evitar el aburrimiento y alcanzar resultados. El Principio de Variación abarcados conceptos:

TRABAJO/DESCANSO...... INTENSO/LIGERO

La adaptación se logra cuando el trabajo va seguido por descanso, lo intenso va seguido por lo relativamente fácil o moderado.

No existe una regla estricta sobre como aplicar las distintas teorías para conseguir una mejor adaptación. La aplicación cíclica de entrenamiento puede tomar muchas formas y todas ellas dependientes de las observaciones del entrenador y de las decisiones subsiguientes sobre el tipo de trabajo necesario para cada día en particular. Es necesario recordar lo siguiente: No se debe trabajar intenso todos los días de la semana. De 2-4 días por semana serían el máximo aconsejable. Los días de recuperación variaran entre el trabajo de ligera o moderada intensidad.


PRINCIPIO DEL CALENTAMIENTO Y VUELTA A LA CALMA.[editar]

El calentamiento debe preceder toda actividad intensa con el fin de:

a) aumentar la temperatura del cuerpo b) aumentar el ritmo de respiración y del corazón

La vuelta a la calma es tan importante como el calentamiento. Una ligera actividad después del trabajo intenso favorecerá la acción de bombeo de los músculos sobre las venas, ayudando a la circulación en la renovación de los productos de desechos en la sangre. Es deber del entrenador incluirlos en cada sesión de entrenamiento.


PRINCIPIO DE ENTRENAMIENTO A LARGO PLAZO.[editar]

No se debe acelerar el proceso de entrenamiento. Muchos entrenamientos demasiado pronto pueden llevar al fracaso por causas físicas y/o mentales. El buen camino está en un programa de entrenamiento a largo plazo, sin presiones ni especialización prematura.


PRINCIPIO DE ACCIÓN INVERSA[editar]

Los efectos de entrenamientos son reversibles. La mayoría de las adaptaciones que se logran en muchas horas de trabajo pueden perderse. Se necesita tres veces más tiempo en ganar resistencia que en perderla. Ningún jugador va a estar parado durante 21 días cuando no entrenan y por lo tanto, su pérdida de condición no va a ser tan dramática. Pero se debe recordar aquí la importancia que puede tener en el jugador los periodos de inactividad, y que cuándo estas adaptaciones se pierden, se tendrá que emplear un tiempo considerable posteriormente para recuperar lo perdido y no para su mejora. Otros estudios confirman que la condición física disminuye a un ritmo de cerca del 10% por semana con descanso completo en la cama. La fuerza desciende más lentamente, pero su no utilización causará atrofia aún en los músculos mejor entrenados.