Situación económica y psicológica de la comunidad normalista durante la pandemia

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Para la comunidad normalista ha sido un reto adaptar sus rutinas y responsabilidades a las medidas de prevención que han sido instauradas en todos los ámbitos de sus vidas. Sin embargo, y desafortunadamente, existe cierta población especialmente vulnerable a los efectos de la pandemia que, por consecuente, debe recibir atención inmediata. Esta es la parte de la comunidad que se ha visto desfavorecida por las repentinas restricciones que ha experimentado la economía del país, o cuya salud mental ha sido severamente afectada por las medidas de aislamiento y que, por algún motivo, se ven privadas de la asistencia necesaria. Es por estas situaciones, que si bien parecen casos individuales, representan una porción sustancial de la comunidad por la cual está justificado preocuparse, que la escuela está en posición y tiene el deber de implementar medidas y facilidades que permitan el seguimiento y acompañamiento de estas personas. Esto para asegurar su bienestar y rendimiento a nivel académico y social.

Situación económica de la comunidad[editar]

En la actualidad el desempleo y la pobreza es una de las más grandes problemáticas en Colombia por el COVID-19; siendo así que el desempleo en Colombia ha subido y ha logrado tener un 13%, cosa que preocupa por que los desempleos aumentan cada día. El petróleo el cual es una de las fuentes principales para mantener la economía en el país, cae el barril de petróleo un 8.90%. Pero estos no son los únicos que se ven grandemente afectados, sino que el 60% de las empresas manufactureras reportan perdidas, cayendo la economía de estas un 37%. Se presentan también alzas de los precios en los productos, debido a que hay mucha demanda, pero poca oferta. La economía pasa de estar avanzando a finales de 2019 y principios de 2020, a caer un 5%, se estima que para poder a recuperar una gran parte de la economía colombiana podría tomar entre 2 y 5.2 años de grandes esfuerzos. El gobierno otorga ciertos ayudas a la población, pero solo una pequeña parte de esta es beneficiaria a estos programas.

Según la encuesta realizada por los estudiantes de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, el 76.4% de la comunidad normalista se ha visto afectada económicamente por la situación por la cual está pasando el país y el mundo entero, a causa del COVID-19 que ha afectado en gran medida al sector económico, provocando la perdida de muchos puestos de trabajos. Este virus ha ocasionado crisis financieras dentro de las pequeñas, medianas y grandes empresas productoras de empleos en las ciudades. Desde el brote de la pandemia, los precios de los activos de riesgo han caído con fuerza: En el peor momento de la última venta masiva, los activos de riesgo sufrieron caídas equivalentes o superiores a la mitad de las caídas que experimentaron en 2008 y 2009. Por ejemplo, muchos mercados de acciones, en economías grandes y pequeñas, han sufrido caídas del 30% o superiores en el punto más bajo. Los diferenciales de crédito han aumentado, especialmente para las empresas de menor calificación. También han surgido señales de tensión en los principales mercados de financiamiento a corto plazo. Por esta razón las personas que han sido desempleadas ya no tienen como para mantener los gastos de sus familias. Por eso debemos mirar qué tanto nuestro gobierno está ayudando a las personas que más necesitan un trabajo. Estas personas buscan cada día la manera de conseguir un empleo pero al estar en esta situación se les hace muy complicado.

Situación de la comunidad respecto a su salud mental[editar]

Según la encuesta del 20 de abril del 2020 se concluyó que el 80% de los encuestados sufrió un cambio de ingresos económicos en casa. Estos cambios generan estrés y ansiedad al estar a la espera de una solución para la situación. Según la American Psychological Association en su informe Paying with our health, el estrés producido por los retos financieros afecta al 26% de los estadounidenses. Según el informe la ansiedad permanente por el dinero puede conllevar a conductas como el abuso del alcohol. La encuesta también arrojó que el 42% de los encuestados con frecuencia tienen problemas para dormir. Teniendo en cuenta que la mayoría ha tenido un cambio de ingresos, la falta de sueño puede empeorar con el tiempo. La falta de sueño puede provocar deterioro social u ocupacional. Según CuídatePlus dormir poco o mal tiene graves consecuencias sobre la salud; altera las funciones del organismo, reduce la esperanza de vida e influye en el estado de ánimo de una persona. Por último el 16% de los encuestados tiene familiares que padecen enfermedades mentales como esquizofrenia o demencia. Si bien es un número pequeño, las probabilidades de padecer también estas enfermedades permanecen. Según CuídatePlus, si nadie en la familia padece de esquizofrenia hay una probabilidad de 1 entre 100; si algún padre o hermano padece alguna de estas enfermedades, las probabilidades suben a un 10%; si los dos padres la padecen tienen un 40% de probabilidades. Según Psicología y Mente, la esquizofrenia es una de las 10 enfermedades mentales más severas, un puesto abajo de la depresión o autolesión.

De acuerdo a la encuesta realizada el 15 de abril del 2020, el 58% de la comunidad estudiantil que actualmente cursan noveno grado presentan situaciones emocionales que afectaron su calidad de vida. Los estudiantes presentaron con frecuencia, emociones tales como tristeza, soledad e incluso ansiedad, debido a diferentes emociones generadas por el cambio drástico de su estilo de vida, producto del confinamiento. El 86% de los encuestados extrañan a alguien; este sentimiento evoca muchas emociones incluso emociones contradictorias, como la frustración y el insomnio. Según Hospital Alemán, el tener insomnio puede causar enfermedades psiquiátricas tales como los trastornos de ansiedad y depresión, deterioro neuro-cognitivo (pérdida de memoria, trastornos de atención y aprendizaje). Además se confirma que presentar insomnio causa sensación de cansancio, fatiga o falta de energía, lo que genera menor calidad de vida. La soledad en los adolescentes, según Eres Mamá, los hace proclives a padecer problemas de peso, problemas de autoestima en el presente o en años futuros. Finalmente, el 83% de los encuestados afirmaron que pasan más tiempo en familia. Ante la soledad en la adolescencia, un ambiente familiar sano, con mucho diálogo y contención puede ser la solución. Hay que comprender que el adolescente pasa por una etapa compleja y no merece que lo presionen ni generen miedos.

Conclusiones[editar]

En la actualidad la economía se ha visto gravemente afectada cambiando muchas formas de mercadeo e incluso algunos productos han dejado de ser generados, teniendo así bajas expectativas ante el regreso de la normalidad del mercado, siendo así que la sociedad está intentando alzarla por medio del mercado virtual.

Durante este lapso de tiempo Colombia no se ha quedado atrás de sufrir los efectos económicos provocando que el desempleo aumente, que el barril de petróleo caiga; siendo esta una base fundamental de la economía colombiana. la empresas manufactureras caen y tienen que reinventárselas, para que este efecto de la cuarentena se pueda reducir ante sus empresas.

Concluyendo lo leído, los estudiantes viven cambios en sus emociones frecuentemente, como llegar a sentir tristeza, a sentirse solos e incluso ansiedad e insomnio. Esto es totalmente normal, pero también preocupante ya que como se vio causa alteraciones en la salud, como bajo rendimiento académico, problemas en la alimentación, y algunas secuelas que quedarán para después.