¿Qué es el derecho administrativo?

De Wikiversidad
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

1. ¿Qué es el Derecho Administrativo?.[editar]

Se puede definir el Derecho Administrativo como la rama del ordenamiento jurídico que se encarga de las relaciones jurídicas de las administraciones públicas así como de la manera en la que estas pueden ejercer las potestades que la ley les atribuye.

Pero, ¿qué son las administraciones públicas? Para responder a esta pregunta acudimos al Art. 2.1 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (LRJPAC) que dice: Se entiende a los efectos de esta Ley por Administraciones Públicas:

A) La Administración General del Estado.

B) Las Administraciones de las Comunidades Autónomas.

C) Las Entidades que integran la Administración Local.

Y, seguidamente, en el Art. 2.2 se nos dice que cualquier órgano dependiente de una Administración pública tendrá también la consideración de Administración Pública.

Así, tenemos que concluir que tanto los órganos que componen el poder legislativo como los que conforman el poder judicial no son Administración Pública. Y también tenemos que advertir que no es adecuada la identificación del Poder ejecutivo con la administración ya que si bien toda la Administración es poder ejecutivo, no todo el poder ejecutivo es Administración.

2. Breve historia del Derecho Administrativo Español.[editar]

Los orígenes del Derecho Administrativo los encontramos en el siglo XVIII con el despotismo ilustrado. Por entonces la administración era dirigida siguiendo una concepción patrimonialista por los monarcas absolutos.

Entre las ideas que contribuyeron en la aparición del Derecho Administrativo podemos citar la de división de poderes, propuesta por Voltaire, que consistía en la distribución del poder entre varios titulares que se controlan entre sí (ejecutivo, legislativo y judicial) en aras a una protección más eficaz de la libertad individual. O la idea de igualdad formal que hacía necesaria la existencia de unas leyes que garantizasen a los ciudadanos que no iban a ser víctimas de arbitrariedades.

Así, el Derecho Administrativo aparece como un derecho estatutario. Y esto tiene dos consecuencias:

a) Que supone una limitación a la actuación de la administración. Solo podrá hacerlo cuando la ley le autorice y de la manera en que haya sido autorizada.

b) Que, debido a su carácter público, se le otorgan a la administración una serie de privilegios (autotutela, reclamaciones previas…)