Unidad I: Estadística básica

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

Lección 1: Estadística; objetivos, tipos y definiciones.

La estadística es la rama de las matemáticas que se ocupaba de la recolección, el análisis y la interpretación de datos, buscando explicar condiciones regulares en fenómenos de tipo aleatorio.


En ese mismo sentido Yale y Kendal (1954), afirman que:

“La estadística es la ciencia que trata de la recolección, clasificación y presentación de los hechos sujetos a una apreciación numérica como base a la explicación, descripción y comparación de los fenómenos".

A estas definiciones tendríamos que agregar un término más, que nos sirve para caracterizar mejor a la estadística; la toma de decisiones. Es un hecho que una vez realizada la explicación de fenómenos se pretende tomar decisiones sobre ellos, la toma de decisiones es posiblemente la razón principal de la utilización de métodos estadísticos en las ciencias sociales.

La estadística aglomera un conjunto de técnicas o herramientas mediante las cuales se recopila, agrupa, estructura y se analiza un conjunto de datos. Por ello podemos decir que el objetivo principal de la estadística es darle sentido o "carácter" a datos previamente recolectados.

Así mismo, no hay que dejar de subrayar el valioso papel que despeña la estadística en el terreno de la investigación científica, ya que nos permite:

  1. Planear la obtención de datos.
  2. Analizar dichos datos.
  3. Establecer conclusiones que pueden obtenerse con los datos disponibles.
  4. Estimar la confianza que nos merecen los datos.

Historia de la Estadística

El ser humano ha hecho recopilación de datos, de diversa índole, desde épocas antiquísimas. Los babilonios, por ejemplo, en el año 3000 a.C. recopilaban datos en tablas de arcilla donde anotaban información sobre la producción agrícola, en el antiguo Egipto se hacían análisis de datos sobre población y renta, mientras que el antiguo testamento nos describe como los judíos elaboraban censos para contar a los descendientes de las tribus de Israel, sin olvidar a los chinos y romanos que también llevaron a cabo censos, con los que buscaban determinar la situación de su sociedad.

Etimológicamente la palabra estadística proviene del latín statisticum collegium (consejo de Estado), fue usada en 1749 por el alemán Gottfried Achenwall para referirse al análisis de datos del gobierno, conocido también como aritmética política.

John Sinclair, enterado del manejo alemán sobre el término estadística, lo introduce en Inglaterra, pero enfocándolo al estudio de errores en el gobierno y buscando encontrar posibles mejoras.

No fue sino hasta mediados del siglo XIX cuando el término fue extendiéndose al manejo y tratado de diversos datos cuantitativos.

Por su parte, Quételet fue el primero en introducir el estudio de la estadística en las ciencias sociales, su trabajo con respecto a fenómenos sociales como la criminalidad, a pesar de ser duramente criticado, sentó las bases para el uso de la estadística en el terreno de la sociología y la antropología.

En la época moderna, el desarrollo de la estadística puede comprenderse por dos situaciones:

  • La necesidad de los gobiernos por recabar datos sobre sus ciudadanos.
  • El desarrollo en las matemáticas, sobre todo en la teoría de las probabilidades.

Tipos de Estadística

Podemos precisar que existen dos grandes áreas en la estadística; la estadística matemática y la estadística aplicada. La primera estudia y analiza las bases teóricas de la estadística, mientras que la segunda se ocupa de inferir resultados sobre la población a partir de una o varias muestras.

Entendiendo por “población” al conjunto de todas las mediciones u observaciones de interés para un investigador, por ello una población puede ser el total de alumnos en una escuela, el total de focos encendidos en un vecindario, etc.

Por su parte, llamamos “muestra” a cualquier subconjunto de una población, los investigadores trabajan con muestras cuando no pueden trabajar (por inconveniencia o imposibilidad) con toda una población.

Las características de una población se denominan parámetros, mientras que las características similares en una muestra se denominan estadísticos. Los parámetros son datos de la población y los estadísticos son datos de las muestras, que nos sirven para conocer datos estimables de la población cuando desconocemos alguno de sus parámetros.


A partir de lo anteriores términos podemos presentar otro concepto sobre estadística:

Rama de las matemáticas que se encarga del diseño de procedimientos de muestreo, del análisis de datos y los procedimientos para inferir acerca de las características de una población con base en la información obtenida de una muestra.

Estadística aplicada

La estadística aplicada puede tratarse desde dos diversas perspectivas; la estadística descriptiva y la estadística inferencial.


Estadística descriptiva

Se dedica a los métodos y técnicas que nos permiten resumir, describir y analizar datos. Preparación de tablas, elaboración de gráficos y las técnicas para el cálculo de diferentes parámetros son tan sólo algunas de las cuestiones en las que se interesa, por ello podemos decir que la estadística descriptiva pretende resumir y caracterizar datos.

Estadística inferencial

Conjunto de técnicas que nos permiten estimar (inferir) características de una población con base en una muestra obtenida. En estadística inferencial se incluye el factor de riesgo, ya que las características de una población se infieren aproximadamente pero no se conocen con certeza, por ello se utiliza el concepto de probabilidad.

Referencias

  • BERENSON, Mark L. (1996). Estadística básica en administración, conceptos y aplicaciones, Editorial Prentice Hall.

Participantes activos

Participantes activos en este Grupo de aprendizaje

Rudymoz


Proyecto: Estadística Aplicada a la Sociología.
Anterior — Lección 1— Siguiente