Educación tercer mundo

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar

Introducción[editar]

El desarrollo tecnológico ha generado una revolución en la actividad económica mundial, con un impacto sin precedentes en los sectores económicos, productivos y sociales, ubicándonos en un nuevo escenario donde el acceso y manejo de la “información” han logrado establecer nuevos indicadores de desarrollo para cada pueblo, región o país.

Frases como: "Educación para todos, Educación consciente, Educación que sirva para dejar de ser dependiente" son gritadas en todo el mundo y en varios idiomas por millones de personas, ¿Qué tienen éstas en común? Pues el no haberse desarrollado económicamente. Es importante tener en cuenta la realidad económica de un país al hablar de sus actividades internas como son la educación.

Para los países del tercer mundo, esta situación se ha convertido en un verdadero reto debido a que sus objetivos principales estaban centrados en establecer las condiciones básicas de desarrollo humano como la reducción de la pobreza, la mortandad, desigualdad y analfabetismo a esto se suma ahora este nuevo indicador conocido como brecha digital.

La brecha digital se define como la separación que existe entre las personas (comunidades, estados, países) que utilizan las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben cómo utilizarlas. (Serrano & Martínez, La Brecha Digital: Mitos y Realidades, 2007)

De esta definición, destacamos los términos de aquellas personas que no tienen acceso y aunque lo tengan no saben cómo utilizarla.

Otra definición más formal es la presentada por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE, 2001) que define la brecha digital como:

“La distancia existente entre individuos, áreas residenciales, áreas de negocios y geográficas en los diferentes niveles socio-económicos en relación a sus oportunidades para acceder a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, así como al uso de Internet, lo que acaba reflejando diferencias tanto entre países como dentro de los mismos

La brecha digital en esta era del conocimiento ha popularizado el empleo de los medios digitales, donde el uso de la WEB e Internet es generalizado y extendido a:

  • Los servicios genéricos, como el email, Web, la comunicación personal mediante telefonía o MSN.
  • Los servicios de Difusión Digital (radio o Televisión).
  • Servicios comerciales, como la información de ofertas, informativos (administrativos y comerciales).
  • Además de ofertar una serie de aplicaciones y servicios colaborativos para compartir información y contenidos en áreas como el almacenamiento de la información, la publicación e integración de la información y el uso de las redes sociales.

La actual sociedad de la información nos plantea un escenario social en el que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) tienen un protagonismo fuertemente marcado en todos los ámbitos, incluido el de la educación. El amplio desarrollo del mundo tecnológico y de las comunicaciones hace necesaria una transformación enmarcada en:

  • Potenciar el aprendizaje activo de los estudiantes.
  • Proporcionar diversas estrategias de enseñanza/aprendizaje.
  • Facilitar la supervisión y tutela de la actividad de los estudiantes.
  • Aportar nuevos procedimientos de evaluación.
  • Facilitar la generación de materiales didácticos de calidad, sobre distintos medios y accesibles a través de Internet.
  • Aprovechar la interacción de los alumnos para facilitar las nuevas labores del profesor como tutor y supervisor.
  • Facilitar el aprendizaje a lo largo de la vida.

Estas estrategias pueden servir de apoyo en el proceso de adaptación al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y, en general, en el proceso de renovación y mejora de las instituciones educativas.

También, se debe considerar el principio establecido por la UNESCO que señala:

“Para vivir, aprender y trabajar con éxito en una sociedad cada vez más compleja, rica en información y basada en el conocimiento, los estudiantes y los docentes deben utilizar la tecnología digital con eficacia. En un contexto educativo sólido, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden ayudar a los estudiantes a adquirir las capacidades necesarias para llegar a ser:

  • Competentes para utilizar tecnologías de la información;
  • Buscadores, analizadores y evaluadores de información;
  • Solucionadores de problemas y tomadores de decisiones;
  • Usuarios creativos y eficaces de herramientas de productividad;
  • Comunicadores, colaboradores, publicadores y productores; y
  • Ciudadanos informados, responsables y capaces de contribuir a la sociedad.” (UNESCO, 2008).

Los sistemas escolares en los países del tercer mundo[editar]

En los países del Tercer Mundo es cada vez más notable la desproporción entre el presupuesto asignado a la educación y el porcentaje de niños y jóvenes que asisten a la escuela. Dicha desproporción y, lo que es más importante, la orientación que hasta ahora ha seguido la formación escolar, hacen ver la necesidad urgente de introducir cambios en los sistemas educativos, cambios orientados a buscar sistemas más congruentes con las necesidades socioeconómicas de cada país. El estado actual de los sistemas escolares de algunos de los países del Tercer Mundo, son analizados por Jean-Pierre Clerc en dos artículos publicados en al diario francés "Le Monde" (26 julio-1º de agosto y 2-8 de agosto de 1973).

Respecto a la relación entre el presupuesto asignado a la educación y la población escolar, Clerc cita datos obtenidos en un coloquio reciente sobre "Cooperación y sistemas de educación en el Tercer Mundo Crisis y perspectivas", organizado por la Sociedad Internacional para el Desarrollo. Dichos datos ponen de manifiesto una situación crítica. Por ejemplo, en Alto-Volta, un tercio de los recursos públicos es destinado a la educación, y, sin embargo, sólo 1 de cada 10 niños asiste a la escuela; en Mali, según una estimación de las actuales curvas, en 1981 se destinará cerca de la mitad del presupuesto a la educación, pero permitirá dar escuelas a 1 de cada 4 niños. Los ejemplos expuestos, se pueden aplicar a la mayoría de los países subdesarrollados, ya que destinan de un cuarto a un tercio de su presupuesto a la educación, y esto permite dar escuela a un porcentaje que va de 10 a 40 del total de la población infantil.

Otro elemento problemático de la educación en los países del Tercer Mundo es el de la desocupación, o muchas veces la falta de empleo idóneo, de los egresados de niveles educativos medios y superiores. Clerc plantea una pregunta cuya respuesta explica en parte el problema anterior: ¿pueden los jóvenes recién egresados de algún estudio medio superior regresar a su región de origen, para trabajar allí y ser útiles a su comunidad? La respuesta es que en la mayoría de los casos, los conocimientos adquiridos por el joven resultan muy abstractos como para ser utilizados en su lugar de origen, especialmente -y esto es lo más común- si se trata del medio rural. El problema de la desocupación se debe a la inadaptación de la formación educativa a las necesidades reales que poseen los países en vías de desarrollo. Clerc piensa que dicha inadaptación tuvo su origen en el hecho de que después de su independencia, los países que fueron colonizados, conservaron, los sistemas de enseñanza de las antiguas metrópolis. O bien, algunos países que en la época de la Colonia formaban personal subalterno para las labores administrativas y las actividades comerciales, continúan esa línea, pero dicha formación ya no es adecuada para capacitar jóvenes que participen en el desarrollo.

Sin embargo, el autor considera que en los países subdesarrollados se ha puesto el énfasis en el incremento del número de beneficiarios del sistema educativo. En este sentido, se emitió una recomendación en 1961, en la Conferencia de Ministros Africanos de Educación, auspiciada por la UNESCO, y era que se generalizara la instrucción primaria en el continente negro antes de 1980. Esta recomendación ha conducido a retirar jóvenes de los trabajos agrícolas y a formar, en cambio, de manera masiva, a burócratas, lo cual significa, en la mayoría de los casos, jóvenes que tienen un certificado o título académico, pero carecen de empleo idóneo.

Clerc fórmula la siguiente pregunta, dados los puntos anteriores: ¿Deberá entonces hablarse en la mayoría de los países del Tercer Mundo de la "inadaptación" de los sistemas de enseñanza? Roland Colin -cita el autor-, director del Instituto de Investigación y de Formación para la Educación y el Desarrollo, dice al respecto: los sistemas escolares están "muy bien adaptados... a los intereses de una minoría". Esta es, por supuesto, la burguesía de las ciudades, que aprovecha plenamente el sistema educativo, puesto que sus hijos son los que constituyen el grueso de los asistentes a escuelas y universidades. Desde esta visión, la escuela juega plenamente su papel de "reproductora social", denunciado por algunos sociólogos.

En algunos países del Tercer Mundo se están estableciendo sistemas educativos que permitan el establecimiento de relaciones con la economía, en concreto con el medio rural. En África se está dando principalmente este enfoque, y las tentativas se orientan a la "ruralización de los programas", que consiste, por una parte, en una adaptación de materias ya enseñadas, y por otra, en la introducción de la enseñanza de técnicas agrícolas. Sin embargo, esta experiencia no ha logrado retener aún en sus comunidades de origen a los jóvenes que han acudido a la escuela. Respecto a esto, Clerc cita la opinión de Edouard Lizop, directivo de una asociación que se ha interesado en la educación africana: "Los sistemas educativos de los países africanos son inadaptados no a causa de los programas o los métodos pedagógicos, sino porque son escolares. La selección, la promoción individual, que son las finalidades habituales de la escuela no han sido adaptadas suficientemente a las sociedades en vías de desarrollo."

Clerc añade que, otros países del Tercer Mundo están explorando caminos educativos totalmente nuevos. Es el caso, por ejemplo, de El Salvador y la Costa de Ivoire, donde gran parte de la enseñanza está basada en el sistema de televisión educativa.

De las tentativas y experiencias que se están dando en el área de la educación en algunos países del Tercer Mundo, es posible -considera Clerc- establecer algunas conclusiones.

Una primera consideración sería que un sistema educativo es verdaderamente eficaz cuando está profundamente arraigado en la comunidad, cuando el medio interesado participa en la elaboración de su "escuela". De esta manera, la "escuela" puede ser concebida en mejores términos, a través de la colaboración Estado-Comunidad. Esta consideración entraña una consecuencia importante: no es posible considerar ya un modelo único de escuela; es necesario, por tanto, buscar sustentos en bases regionales y no nacionales, como hasta ahora se ha hecho. Esto permitiría, además, alejarse de modelos extranjeros.

Otra observación a seguir se encuentra en la necesidad de establecer nexos estrechos entre los progresos de la educación y el desarrollo de la economía en un medio dado. Muchos expertos consideran que para la conjugación entre economía y educación, la acción ideal es la de las "grandes operaciones", mediante la cual se buscaría consagrar sistemáticamente cierto porcentaje -20%, por ejemplo- de los recursos financieros de las empresas a la formación de grupos de población que vivan o trabajen en la zona donde están localizadas las empresas. Esta formación podría ir por dos caminos: un aprendizaje profesional agrícola o una alfabetización general impartida en la lengua local.

Clerc cita la opinión de muchos especialistas en cuanto al carácter restringido de los recursos económicos de los países del Tercer Mundo, en el sentido de estimar que se deben establecer prioridades en la formación, y que la primera se otorgue a la formación de jóvenes de 15 a 20 años, en lugar de niños de 6 a 12, como sucede en la actualidad; ya que a los jóvenes les motiva mas aprender un oficio que les permitirá ganarse la vida, y además tienen la posibilidad de lograr que los adultos acepten la necesidad de cambios.

Clerc considera que como último lineamiento estaría la necesidad de modificar el sector tradicional de la educación en los países subdesarrollados. En estos países la enseñanza tradicional tiene un gran defensor, la burguesía, porque es la beneficiaria directa, pero hay una corriente importante orientada a buscar una participación más inmediata de los estudiantes en su comunidad, no tanto para retribuir la oportunidad que tuvieron al estudiar, sino para evitar que se haga más profunda la zanja entre intelectuales y trabajadores manuales, entre los que viven en las ciudades y los que habitan en el campo, entre los desarrollados y los subdesarrollados. Clerc opina que no hay duda, que, de un modo o de otro, en los países del Tercer Mundo hay un impase educativo, que cada vez es más urgente romper.

Clerc reseña un ejemplo de búsqueda de nuevos sistemas educativos en la segunda parte de su artículo, que se está efectuando en Senegal, mediante el establecimiento de una enseñanza media práctica. (*) Hasta ahora, esta enseñanza cuenta con lo siguiente: un equipo de investigación de 8 personas, de las cuales 5 son senegaleses y 3 son asistentes técnicos franceses. El equipo ha trabajado durante 15 meses en una zona experimental, integrada por 12 pueblos, que agrupan 6 000 habitantes de los alrededores de Fissel, departamento de M'Bour. El equipo de investigación se ha dedicado a proporcionar una formación extraescolar poco costosa, fundamentalmente práctica y estrechamente vinculada a las necesidades del medio; se trata de una enseñanza esencialmente agrícola, que pretende lograr primordialmente un objetivo: retener en los pueblos y aldeas a los 20 ó 30 mil adolescentes que cada año van a Pikir, ciudad que concentra gran número de la población senegalesa, o a Medina, a donde confluyen muchos desocupados.

(*) En el número 1, enero-marzo de 1973, de la Revista de la Educación Superior, informamos sobre la "Escuela modelo de capacitación de cuadros medios de fomento rural en Senegal". Con esta enseñanza media práctica, se pretende lograr, a largo plazo, un desarrollo del medio rural, puesto que los estudiantes no sólo aplicarían los elementos de formación que han recibido, sino que también servirían de ejemplo para los niños que no han podido asistir a la escuela primaria. De este modo, la enseñanza se dirigiría no sólo a quienes ya han asistido a la escuela, sino, también, a un grupo específico de edad.

Sin embargo, observa Clerc, el éxito de la enseñanza media práctica sólo se logrará si se da una evolución profunda de mentalidad. Evidentemente, los jóvenes no se quedarán en su lugar de origen, una vez adquirida dicha formación, si, paralelamente, no observan un cambio en su comunidad. Los adultos, y especialmente los ancianos que detectan el poder en las aldeas, ven con ojo crítico todo lo que intente ir en contra la tradición. Para combatir esta resistencia a los cambios, la Secretaria de Estado de Senegal ha organizado cerca de 400 reuniones en las ciudades donde se está experimentando la enseñanza media práctica. En estas reuniones se escuchan las necesidades, que luego pueden constituir temas de formación. La mayoría de los requerimientos son sobre agricultura; se solicitan estudios sobre la fertilidad de las tierras y el cultivo rotatorio. La construcción de edificios escolares, a la manera tradicional, ya no serán necesarios para la enseñanza media práctica en los medios rurales de Senegal, expresa Clerc, ya que el lugar a donde acudan los jóvenes será simplemente una choza, que se distinga del resto sólo por su tamaño; lo importante es que se convierta en un verdadero "centro de investigaciones" y sea una "casa común de la colectividad". Por otra parte, lo anterior hará que esta formación no sea excesivamente costosa, pues para 1980, la enseñanza media práctica en Senegal debe formar cuatro veces más alumnos que los que hoy integran el primer ciclo.

El equipo de investigadores que inició el programa de la enseñanza media práctica, considera necesario formar muchos tipos de maestros; unos, campesinos, que se hagan cargo de ejecutar secuencias precisas del programa; otros, que se encarguen de coordinar localmente los diversos aspectos de la formación. Otros más, que sean "consejeros pedagógicos" y provean a los alumnos de los recursos humanos -ingenieros, técnicos agrícolas- y materiales didácticos; finalmente, otros que se dediquen a sensibilizar a los campesinos.

La experiencia de la enseñanza media práctica es vista con inquietud y esperanza por los dirigentes senegaleses, pero, a la vez, con la certeza de que están en un terreno revolucionario en materia de educación. Clerc afirma que lo cierto es que la experiencia senegalesa está en la mesa de discusión por parte de quienes se han enterado de ella. Recientemente, un miembro de una organización internacional dijo al Jefe de Estado senegalés que la experiencia era una "reforma poética". Quienes están en contra de la enseñanza media práctica admiten que se quiere instituir una "enseñanza de clase", destinada a los hijos de los campesinos, y que la educación tradicional se reservará a los hijos de los burgueses. Es válido el argumento, pero también lo es el hecho de que los campesinos no tienen muchas oportunidades de recibir una formación. El propio ministro de educación ha respondido a este argumento diciendo que con el establecimiento de la enseñanza media práctica "no se tiene la pretensión de resolver todos los problemas, sino que se está atacando primero los de las zonas rurales".

Finalmente Clerc, el autor del artículo, considera que la enseñanza media práctica que se está iniciando en Senegal es una realización de ciertas tesis de algunos pedagogos contemporáneos, especialmente Ivan Illich y Paulo Freire, además de recordar el sistema educativo chino, porque se está tratando de otorgar a los campesinos los recursos de las ciencias.

Analfabetismo[editar]

Aproximadamente una quinta parte de la población mundial, 785 millones de personas, (de los cuales dos tercios son mujeres) es analfabeta, así lo afirma un informe ofrecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, las Ciencias y la Cultura (UNESCO)[1]. A su vez, 113 millones de niños están sin escolarizar. Esta expedición fue instituida en 1967 por la propia UNESCO.

Formando parte de esto, se produce un gran ausentismo escolar femenino en los tramos educacionales superiores. en África es muy elevado producido por causas tales como al matrimonio temprano, embarazo, trabajo agrícola de subsistencia, recolección de agua y leña, necesidad de ayudar o hacerse cargo de las tareas del hogar, desempeño de actividades remuneradas, cuidado de los hermanos menores, etc.

En general, el sistema educacional no se adapta ni a las características ni a las necesidades de la región y menos aún a diferencias culturales interregionales.

La circunstancias particularmente crítica en África Subsahariana, en los Estados Árabes y en Asia del Sur y del Oeste.

Según un informe ofrecido por la UNESCO [2], casi las tres cuartas partes de los adultos analfabetos del mundo -poco más de 70%- residen en el África Subsahariana, los Estados Árabes, África del Norte y la región con la tasa más baja de alfabetización de adultos es la de Asia Meridional y Occidental, con 58,6%, mientras que en el África Subsahariana y los Estados Árabes del Norte las cifras son de 59,7% y 62,7% respectivamente.

Aunque la tasa de alfabetización a nivel mundial ha aumentado un 10% en los últimos 20 años, representando así el acceso de cientos de millones de personas a la educación.

Como marcó hace dos años un editorial del Times, de Nueva York [3],<<las consecuencias del analfabetismo tienden a crear aún mayor pobreza en los pueblos que lo padecen. La incultura provoca la superpoblación. La ignorancia sobre los avances de la cultura y de la ciencia multiplica el retraso que se deriva de la falta de los más esenciales instrumentos de lectura y escritura>>.

Según Furet, «Sólo se puede erradicar el analfabetismo modernizando el medio en que esta lacra se produce.» Una persona alfabetizada es aquella «capaz de leer y comprender un mensaje escrito que se refiera a las actividades de su vida diaria».

La alfabetización no se restringe a saber leer y escribir, sino a que el individuo sea capaz de comunicarse y desenvolverse en una sociedad en constante cambio. Recogiendo así de forma diaria las persuasiones necesarias para que la acción de la lectura y escritura resulte inevitable.

Según dijo un portavoz de la entidad de la ONU [4], «Sólo se consigue erradicar el analfabetismo si los países en los que se sufre este defecto se empeñan en acabar con él»

La constancia de los elevados porcentajes de analfabetismo depende de factores estrictamente políticos.

Los países árabes y su sistema educativo[editar]

La educación en el mundo árabe está en la cola de otros países en desarrollo, como América Latina y Extremo Oriente. El retraso educativo arrastra el crecimiento económico y la falta de empleo en una región del mundo que necesitará 100 millones de puestos de trabajo en los próximos años.

De aquí que las reformas educativas sean una prioridad en los países árabes para lograr el despegue económico y la reducción del paro, según señala el Banco Mundial (BM)

No todo es negativo en la educación impartida a los árabes. “Han logrado la escolarización universal en la enseñanza primaria, triplicar los alumnos de secundaria entre 1970 y 2003 y quintuplicar el número de estudiantes universitarios", advierte el Banco Mundial. Su principal éxito: "La paridad entre niños y niñas en la enseñanza básica ha sido casi alcanzada".

Estos progresos educacionales siguen siendo inferiores a los de otros países con niveles similares de desarrollo económico. El peso extra de los mínimos esfuerzos del principio no ha sido todavía superado y la escolarización en secundaria está muy por debajo de Extremo Oriente y Latinoamérica. La tasa de analfabetismo entre los árabes duplica a las de estas dos grandes regiones.

En consecuencia, "la calidad de la educación es demasiado deficiente para que la escolarización pueda contribuir al crecimiento y productividad", vuelve a repetir el banco. De ahí que el paro roce el 15%, la tasa más alta de las regiones en desarrollo.

La inclusión de Marruecos en los países más pobres del mundo, llama la atención, pero tampoco es una sorpresa, pese a que el país dedica el 26% de su presupuesto a la educación.

Si la gran mayoría de los niños marroquíes acude al colegio hasta los 11 años, sólo 13 de cada 100 alumnos de primaria acaba el bachillerato. El 77% repetirá curso antes de terminar la secundaria.

La cuarta parte de los marroquíes que acaban la primaria lo hacen sin haber adquirido el nivel mínimo de lectura, escritura y cálculo. Por falta de práctica muchos volverán a ser analfabetos sobre todo en zonas rurales, donde el 60% de las escuelas carecen de luz eléctrica y el 80%, de baños. El 40% de los marroquíes de más de 15 años no saben leer ni escribir.


Sistema educativo Marroquí[editar]

1. ORÍGENES DEL SISTEMA EDUCATIVO MARROQUÍ

1.1. Escuela Coránica:

Guardián de valores tradicionales y elementos identificativos. Fuerte vínculo a la religión. Metodologías arcaicas e involucionistas. Escasa rentabilidad práctica.

1.2 Escuela Colonial:

Su principal objetivo era la educación al servicio de los intereses coloniales. Consistente en: Acorralamiento sistemático del sistema educativo tradicional. Creación de una élite francófona.

1.3 Escuela Postcolonial:

Se basaba en los cuatro principios de la 1º Reforma (1957): Generalización. Unificación. Arabización. Marrocanización.

Llevó a cabo unas reformas y contrarreformas en el sistema educativo: Claves de la crisis endémica del SEM (Sistema Educativo Marroquí) La cuestión lingüística El abandono del mundo rural


2. ESTRUCTURA DEL SISTEMA EDUCATIVO MARROQUÍ

CICLO INTERMEDIO: Preescolar y primaria

CICLO BASE

CICLO COLEGIAL

CICLO CUALIFICADO: Bachillerato


3. LOGROS DEL SISTEMA EDUCATIVO MARROQUÍ

Sensible mejoría alcanzada a raíz de la aplicación de La Carta Nacional de Educación y Formación:

Integración en el currículum de valores universales: derechos humanos, igualdad de género...

Descentralización administrativa.

Mayor interés por la enseñanza en el ámbito rural y la escolarización de las niñas.

Aumento de aulas.

Aumento de del efectivo escolar en primaria y en secundaria.

Reforma y liberalización del libro escolar.


4. FRACASOS DEL SISTEMA EDUCATIVO MARROQUÍ

Factores negativos:

Políticas educativas no consensuadas.

Escasa implicación social.

Mala gestión de recursos materiales y humanos.

Seguimiento y evaluación ineficaces.

Deserción escolar muy elevada.

Desajuste entre educación y mercado de trabajo.


ONG: SOLIDARIDAD DONBOSCO [5]

Solidaridad Don Bosco es una ONG de Desarrollo formada por mujeres y hombres que viven convencidos de que un mundo más justo y solidario es posible y necesario.

La ONG “Solidaridad DonBosco”:

Favorece la promoción integral de los jóvenes en situación de riesgo y exclusión social.

Impulsa propuestas de desarrollo personal y comunitario.

Facilita espacios para la educación y la participación que alienten una ciudadanía activa que sea motor de cambio.

Su situación actual:

La Ayuda Oficial al Desarrollo de los países desarrollados dista mucho de alcanzar el objetivo del 0’7% del PIB propuesto hace 35 años. España dedicó en 2006 el 0’32%.

La deuda externa continúa siendo un importantísimo lastre que impide el desarrollo y el fin de la pobreza de muchos países empobrecidos.

El Comercio Internacional se rige por acuerdos asimétricos que perjudican a las economías más vulnerables y benefician a los países desarrollados.

¿Qué exigen?:

España se ha comprometido a dedicar el 0’7% del PIB a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en 2012.

Debe abandonarse la costumbre de ligar la ayuda a la compra de bienes y servicios al país donante.

Debe priorizarse la ayuda de aquellos países menos adelantados y destinarla al cumplimiento de los objetivos del milenio.

24 países, entre ellos algunos de los más empobrecidos del planeta, pagaron más a España en 2005 por pago de la deuda que el dinero que recibieron en AOD.

La deuda es odiosa, inmoral e injusta.

El pago de la deuda obliga a los países empobrecidos a sobreexplotar sus recursos naturales y a limitar los recursos para los servicios básicos como la educación, la salud o la nutrición.

El Banco Mundial calcula que el cese de las barreras comerciales y de los subsidios agrícolas de los países ricos mejorarían el bienestar del mundo en unos 120.000 millones de dólares

Con apenas un 1% de incremento en la participación de los países en desarrollo en las exportaciones mundiales se liberaría a 128 millones de personas de la pobreza.

La educación en Latinoamérica[editar]

Los países latinoamericanos, a partir de los años 60, han sufrido cambios en la educación los cuales, afectaban a todos los aspectos de ésta que podrían ser cambiados, ya que le daban mucha importancia a la educación y el conocimiento para el desarrollo y competitividad de los países. Tuvo muy pocos resultados pero posteriormente se generarían otras estrategias para que el cambio educativo fuera más favorable.

En la pasada década, había mucha competencia en los mercados y esto afectó al capital de la población, lo cuál trajo consigo que la función de la escuela fuera la de dotar a los alumnos para que pudieran tener ingresos.

Dos aspectos importantes de este nuevo movimiento son la inmovilidad de la población y sujetar la educación a la economía.

El convencimiento de que la educación latinoamericana fue mucho más lenta que en el resto de los países, ha sido el impulso primordial para este cambio educativo.

En cuanto a las características del nuevo cambio educativo, en los años 70 y 80 se produjeron modificaciones económicas que afectaron a la educación; hubo un aumento en la escolarización con una disminución de costes económicos, pero fueron muy escasos los resultados en los conocimientos adquiridos.

La distinción entre este nuevo cambio educativo y el precesor está en que antes se le hacía mucho hincapié en el contenido de la enseñanza, y ahora lo que se pretende es saber cuáles son las demandas de la población.

En los años 90 los cambios fueron destinados al aumento de los recursos para la educación acrecentando su calidad, proponiendo para ello: modificaciones en el currículo, incremento de horas lectivas, nuevos recursos, etc.

Otro de los aspectos que se tuvieron en cuenta en estos cambios, fueron la suposición de que la formación es ideal para la igualdad social, acuerdos nacionales, la educación como política de Estado, etc.

Es complicado hacer una ordenación de todos estos cambios, ya que todas iban destinadas a una mejor formación con una disminución de gastos.

A inicios de este siglo, se produjo un aumento de los bienes de la población junto con una mejora en el gobierno, lo cuál, llegó a generar una actitud más favorable. Pero, diez años después, se produjo un aumento alarmante de la pobreza, desempleo y aumento de los niños en el mundo laboral o sin hogar. Hará falta muchos años de avance en los bienes y un mejor reparto de lo ingresos para poder paliar esta escasez.

Todas estas regularidades pudieron deberse a varios factores como:

La formación de sociedades con menores bienes está empobrecida y no está dirigida hacia sus intereses. Los planes de estudios, no son significativos para la parte de la nación dependiente. La educación de la población que no está tan favorecida, es llevada a cabo por métodos y por profesionales cualificados.

Unos condicionantes han generado una disminución en los pensamientos de que la educación provocaría una reducción de la pobreza, como son:

Cuando se inserta en el mundo del trabajo sin terminar la educación secundaria, no produce efectos en la economía, y por tanto, la escasez económica perdura. Ocurre todo lo contrario si se continúa con la educación hasta los doce años ya que de esta manera se obtendrían mejores puestos de trabajo.

Ampliación de la condiciones de trabajo que anteriormente no se necesitaban.

Tres aspectos de política para la desigualdad en la educación:

Educación igual para todos. Relacionado con el precesor: educación lo mejor repartida como sea posible. Distribución de la educación que harían posible los aspectos anteriores.

Se defendía que la formación latinoamericana estaba caracterizada por las desigualdades de la población y que la estructura del entorno no posibilitaba el fomento de la escuela para evitarla, además de que fueron insuficientes las estrategias llevadas a cabo.


1. REFORMAS EDUCATIVAS EN MATERIA DE EQUIDAD

Para los colectivos de pobreza, el acceso a la educación es muy difícil. Para señalar a las personas analfabetas y a sus hijos les han asignado una expresión << bomba de tiempo pedagógica>>; esta bomba cada vez es peor en los países latinoamericanos.

En el siglo XXI es imprescindible saber lectoescritura y un segundo idioma, poseer conocimientos en matemáticas y en informática, ya que si no es así serán analfabetos para siempre. Esto hace que haya un gran esfuerzo en los países latinoamericanos para cambiar el sistema educativo.

Para que aumentase la tasa de escolarización, los colegios y universidades entre 1970 y 1994, incrementaron sus cupos en un 75%, siendo 30 años antes el cupo de un 46%, reduciéndose así el analfabetismo.

A principio de los años 90 más de una tercera parte de los niños escolarizados en primaria no la terminaron. En el resto de los países del mundo esto ocurre en una sexta parte de los casos. En Brasil los estados más ricos invierten seis veces más en los alumnos escolarizados que los estados más pobres. En Campeche (México), sólo el 30% de los colegios poseen 4 grados de educación.

Las áreas urbanas han avanzado más educativamente que los medios urbanos e indígenas. Estas poblaciones rurales e indígenas no son conscientes de lo que la educación puede aportar en sus vidas, pero este problema se agrava cuando comprobamos que alrededor de 400 grupos indígenas aún no tienen ni escritura ni alfabeto.

Existe diferencia de género, las mujeres son excluidas del sistema educativo; en Guatemala los niños indígenas rondan los 1,8 años de escolaridad, mientras que las niñas no alcanzan ni siquiera un año. Al igual que hay diferencia de género, también hay diferencia social, los niños de padres con bajo nivel educativo es posible que no logren niveles avanzados de escolaridad, tan sólo dos de cada diez llegan a estudiar en la universidad, mientras que de padres universitarios más de 7 niños de cada diez se forman en la universidad.

Con todo esto podemos decir que los alumnos que provienen de familias con bajos ingresos y bajos niveles educativos tendrán un menor rendimiento escolar, llegando incluso al fracaso.

En 1998, la UNESCO realizó, en 13 países de la región, un primer Estudio Internacional Comparativo sobre Lenguaje, Matemáticas y Factores Asociados en Tercero y Cuarto Grado, dando como resultado una relación entre el rendimiento académico del niño y su nivel sociocultural; por otra parte este rendimiento académico a su vez está relacionado con el material didáctico y la pedagogía que emplee la escuela; siendo las escuelas públicas y rurales las que poseen rendimientos más bajos.

Según un estudio de la UNESCO en 1995, América Latina contaba con 43 millones de personas analfabetas, siendo la edad media de estas personas de 43 años en 1980 y en 1995 ascendió a 45 años. Para que a una persona no se le considere analfabeta, ésta deberá de haber cursado al menos seis años de escuela.

Para finalizar, cabe decir que, el futuro de un país depende de sus ingresos pero la mayor parte de la educación de sus ciudadanos; pero existe una gran relación entre economía y educación. Si una familia no cuenta con ingresos económicos suficientes, desgraciadamente podrá ofrecer a sus hijos una formación educativa adecuada. Éste problema se agrava aún más al considerar que América latina es la región del mundo donde existe mayores desigualdades de distribución de la renta.

La educación latinoamericana tiene todavía muchas asignaturas pendientes que debe de aprobar lo antes posible para el bien de sus ciudadanos.


2. FREIRE Y LA EDUCACIÓN POPULAR

Paulo Freire vivió en Brasil unas experiencias en los años sesenta que dieron como fruto de una educación radical, la educación popular aparece porque hay unas condiciones mínimas en la vida de los pobres. Se trabaja con grupos colectivos basándose en actividades como son la lectura, la escritura... La finalidad es que estas personas puedan confiar en ellas mismas y ser autónomas.

Para Paulo Freire los problemas de la educación son de tipo político, para él la educación es una acción cultural, quiere una pedagogía que no sea autoritaria, existiendo una relación horizontal educando-docente. Esto se podrá trabajar en el aula o en un ambiente cultural, compartiendo los conocimientos de ambos sujetos. Dicha pedagogía de Paulo Freire se llevó a cabo primeramente en Brasil y Chile, más tarde en el Cono Sur, México, Estados Unidos y en Canadá, pero se utilizaba en muchos programas educativos de todo el mundo, como Tanzania, Nicaragua, etc.

Referencias[editar]

[1] http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3948

[2] http://www.eurosur.org/ai/africa94.htm

[3]http://www.elpais.com/articulo/sociedad/FURET/_FRAN/C7OIS/CUBA/TERCER_MUNDO/UNESCO/metodos/alfabetizacion/deben/cambiar/impedir/aumento/iletrados/elpepisoc/19781125elpepisoc_15/Tes/

[4] http://www.gloobal.net/iepala/gloobal/fichas/ficha.php?entidad=Textos&id=1439&htmltable

[5] Toda la información de este apartado, ha sido proporcionada por la ONG “Solidaridad Don Bosco”. Esta asociación nos ha dado permiso para utilizar todos sus datos y estadísticas. Debido a la utilización de estos datos, esta página de Wikipedia será citada en la memoria anual de dicha ONG


Véase también[editar]

http://www.anuies.mx/servicios/p_anuies/publicaciones/revsup/res007/txt20.htm#top

http://www.salesianos-sevilla.com

PAULO FREIRE Y LA AGENDA DE LA EDUCACIÓN LATINOAMERICANA EN EL SIGLO XXI

Rivero, J. (2000, Mayo - Agosto). Revista Ibero Americana.Reforma y desigualdad educativa en América Latina, 23.